Elecciones en CDE, tácticas y estrategias

Por Lucas Alfonso

Y un nuevo amanecer en Ciudad del Este. ¿Los liberales no votaron? Los colorados no hicieroron trampa y Kelembú no se despeinó contra policías ni embarazadas. ¡Ganamos, dijo el fiel! El fiel que no jugaba a nada solo era fiel, desde hace tiempo me pregunto: ¿cuál es la nueva estrategia? ¿cuáles son las nuevas tácticas en Paraguay?.
Hace 10 años un amigo ruso dijo: primero seran los militares, después serán los sacerdotes, después serán los burgueses de izquierda, después otro burgués. Y después puede ser, cuándo todo esté destruido, ustedes tomen el poder en Paraguay.
Nadie le creyó y tomamos unas birras, después caña y seguimos charlando. El ruso se puso a gusto y preguntó: ¿Quiénes son sus héroes? Le repasamos de historia, desde la llegada española, las insurgencias guaraníes, guaicurúes, etcétera. Aquí falta algo: comuneros, aporta.
Luego dijimos que Marx se equivocó y nosotros los paraguayos hicimos la primera revolución, después de los haitianos. Que somos independientes y revolucionarios antes que los rusos. Teníamos las estancias, la patria, el libre albedrío y todo estaba permitido mientras no dañes a otros/as. Un estado de bienestar social y adelantado revolucionariamente en muchas características. «Hermosa explicación», señaló el ruso, y preguntó: ¿Desde cuándo no son así o no se sienten así? También preguntó como Fernando llego a ser presidente de ese pueblo.
Ahí está la paradoja temporal. Saltando la Guerra del Chaco y la dictadura, invitamos una cañita o no teníamos la respuesta. Hasta que llegó el recuerdo de un gran compañero: «A veces los grandes son los que poveen la flor en la quebrada y no los que limpian con el fuego el cañon de su fusil». La pregunta y respuesta más próxima, siempre en charla con Mijail. Fernando nunca fue de nuestro laboratorio, no es pensado desde la izquierda, y de un sorbo Mijail liquidó la cañita y agregó: «ahí está la táctica nueva del poder capitalista en Paraguay. La canoa ni deja huellas pero siempre sabemos de donde zarpó, por la tierra que lleva en la proa y por la gente que encima».
– Muy consturctivo, Mijail, ¿ya te vas? Porqué recién pasamos del Monseñor, ahora estamos en el burgués stronista y después viene el otro burgues.
– Me quedo un rato, en Rusia hace frío y creo que lo están entendiendo. Solo si hay cambios estructurales podremos definir que esto es diferente y no es una táctica.
– Gracias, Mijail.
– Nos vemos, Chacho.

Foto ADN

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.