El gobierno como pésimo chiste de Mario Abdo

Por Jorge Zárate

Cuenta la leyenda que lo primero que hacía el cruel Alfredo Stroessner al llegar al Palacio de López era preguntar el último chiste sobre su secretario privado, Mario Abdo Benítez (padre).

Reía el dictador con los remates, reían los obsecuentes con él, a veces también, el propio Abdo escondía la humillación detrás de una sonrisa impostada.

Todavía hay quien da por cierto el paso de comedia de Abdo en Ciudad del Este aquel 3 de febrero de 1989. Stroessner le había recomendado que de haber un golpe de estado cruzara la frontera.

Abdo, dicen que estaba en Foz de Iguazu y se cruzó a la capital del Alto Paraná donde finalmente fue detenido.

“Es el aniversario de Ciudad del Este, estaremos por allí”, dice impune el presidente Mario Abdo Benítez (h) exponiendo en bruto, el tamaño del retroceso social que produjo ese otro golpe de estado que se barre bajo la alfombra, el de junio de 2012.

La destitución de Fernando Lugo cierra la transición en la peor de las formas porque desde Federico Franco, Horacio Cartes y ahora Abdo’i la democracia se bate en retirada ante el estupor de las fuerzas sociales que demoran en reaccionar.

El pequeño golpe practicado contra Mario Ferreiro concluye el ciclo de la “Transición” y dibuja un espacio de 30 años, relativamente poco tiempo, que le toma al “Stronismo” regresar al poder, a la hegemonía.

Anunciado con bombos y platillos, el acuerdo entre Cartes y Abdo’i para las próximas municipales hace temer lo peor, una marea colorada apoderándose de la mayoría de los 254 municipios que tiene el país.

Esa sensación les permite avanzar en su eterno plan antipopular, el Stronismo nace para combatir a los “populistas” colorados como Natalicio González, Epifanio Méndez Fleitas, etc.

Hasta el momento Cartes representa los “Negocios”, con todo lo que cabe allí, y Abdo’i sería el aparato electoral, los funcionarios públicos, la “política”, entendida en la acepción colorada, es decir, el asalto a los bienes del estado,a la caja pública.

En el dificil pacto de supervivencia de su modelo, ambos cederán una parte, pero seguirán intentando avanzar sobre las lides del otro: Abdo`i en los “Negocios” y Cartes en la “Política”.

Y no sería la primera vez que la “Unidad Granítica” sea un lema de isopor.

Por debajo habrá guerras intestinas, propia del modelo mafioso que construyó Stroessner para mantener el poder. Se recomienda especialmente la lectura de “Los herederos de Stroessner”, cuya segunda edición lanzó recientemente la editorial Arandurá.

El 11/2 Abdo`i se reúne con los ex presidentes Juan Carlos Wasmosy y Luis Angel González Macchi: “Acá estamos argañistas, wasmosistas, exoviedistas preocupados por el Partido Colorado, que tendrá unas elecciones importantes. Venimos a ofrecer nuestro servicio, no para pedir cargos”, dijo el último de los citados.

Es muy gracioso siempre González Machi, hay más de 40 mil cargos en juego en las elecciones municipales.

Abdo’i termina la semana reivindicando a Stroessner en el Chaco.

Viene entonces a la memoria aquel otro chiste.

“Cuando el Partido Colorado tomó el poder estábamos al borde del abismo y, nosotros, dimos un paso al frente”, cuenta la leyenda que dijo en un discurso Mario Abdo padre.

Cuando nos daremos cuenta de que no es chiste.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.