Dengue: Estudios prueban eficacia de la infusión de la hoja de mamón

Por Damián Cabrera

El otro día no pude dormir y paseando por el Facebook me leí eso de que «no recomiendan uso de hoja de mamón». Tuve Dengue dos veces, y en la segunda, mi mamá que es herborista, me trató con hoja de mamón y me curé casi enseguida. Sí hay estudios sobre los efectos de la hoja de mamón, la mayoría realizados en Asia, y publicados en inglés. Como distracción me puse a traducir y sintetizar algunas de las principales conclusiones sobre estos estudios:

1. En todos los estudios, en universos amplios de pacientes, divididos en grupos de intervención (que reciben el tratamiento con infusión de hoja de mamón) y grupos de control (que no recibe tratamiento), quedó evidenciado que el grupo de intervención presentaba mejorías considerables en relación con el grupo de control. Las mejorías implicaban: Mayor recuento de plaquetas y glóbulos blancos; menor (cuando no nula) necesidad de internación; menor cantidad de decesos; necesidad inferior de transfusiones; menor tiempo de recuperación.
2. El uso empírico y probado emplea hojas tiernas (no muy jóvenes ni muy maduras) de mamón, sin los tallos y sin los nervios de la hoja: Esto debido a que éstos poseen probadas propiedades irritantes y en algunos casos tóxicas.
3. Las dosis en el uso empírico varían de una hoja (sin tallos ni nervios) por taza, a una hoja por litro de agua.
4. La infusión se prepara con hojas (sin tallos ni nervios) machacadas, y embebidas en agua caliente (a punto de ebullición, sin hervir).
5. La eficacia de la hoja de mamón podría deberse no sólo a un único componente de la hoja sino a un complejo, por lo cual su sintetización con fines terapéuticos por parte de farmacéuticas (en tabletas, extractos y cápsulas) es, hasta el momento, ineficiente, y la mayoría de los resultados positivos provienen del uso en su forma empírica.
6. Se ha encontrado que el uso de las hojas de mamón tiene efectos larvicidas, y podría emplearse de forma preventiva contra larvas del mosquito vector del dengue (no se presentan mayores detalles al respecto).
7. Un estudio sugiere que el uso preventivo de la hoja de mamón en el combate al vector del dengue (sobre todo en su fase larvaria) podría resultar más eficiente que en su uso terapéutico contra la fiebre.
8. No se destacan mayores efectos adversos que pueda tener el uso de la infusión de la hoja de mamón en el tratamiento de la fiebre del dengue (siempre que su uso sea según los puntos 2, 3 y 4). Sin embargo: a. Se recomienda precaución debido a posibles efectos irritantes que pueda tener sobre la pared del estómago y probables efectos tóxicos que pueda tener sobre el hígado; b. Debido a la contingencia que implica las variaciones en las composiciones nutricional de cada hoja y las variaciones de paciente a paciente, la posibilidad de contraindicaciones y efectos adversos todavía requiere de mayor estudio.
9. Se ha demostrado que la infusión de hojas de mamón es eficaz en el incremento de plaquetas y glóbulos blancos reducidos por casos de dengue, y que podría tener, además, propiedades antivirales. Sin embargo, debido a la falta de sistematización de los estudios, la imposibilidad de aislamiento y sintetización de los componentes terapéuticos efectivos y la variación de las propiedades de una hoja a otra (y de las condiciones de un paciente a otro), aún no se puede recomendar su uso como tratamiento de primera línea contra la fiebre del dengue.

Los estudios están todos en línea (todos en inglés). Lo genial sería que científicos locales reseñaran esos estudios y los difundieran, o los replicaran localmente. Pero comparto las síntesis por si a alguien le sirve.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.