Conservémonos en perpetuo gesto de protesta

«Conservémonos en perpetuo gesto de protesta contra todo lo que oprime el lomo, el corazón o la mente. Seamos unidos, seamos fuertes.

No basta tener razón, hay que realizarla, ¡hay que ser fuertes! Y hablemos como mujeres, como hombres, nada de pedir limosnas. No les digamos: piedad, nuestros hijos tienen hambre. Digamos: nuestros hijos, nuestras hijas tienen rabia, una robusta rabia. Son mas agiles, más numerosos y más audaces que los vuestros, y los devoraran», Rafael Barrett

Por Juana Casuriaga

Asumió Mario Abdo, ya me dijeron mis compas que no le diga Marito, que de tierno no tiene nada el hijo perfecto de la dictadura Stronista.

Que el problema no es su origen genético, aunque duele simbólicamente, quien sea su papá hasta podría pasarse por alto, el problema es reivindicar la dictadura, asumir su partido, ser la figura visible de toda la podredumbre que sostuvo la dictadura, y cuyas prácticas políticas son ejecutadas por el coloradismo.

Sentimos aun en la piel, 35 años de tiranía cobarde, que mato, violó, robo tierras, y nos condeno a un sistema político autoritario, clientelista, prebendario.

La victoria electoral de Mario Abdo, esta revuelta de prácticas fraudulentas y de un sistema electoral que definitivamente debe cambiar, para sostener elecciones más democráticas. Hova´atä Marito, al decirse presidente electo por el pueblo. No lo fue, tampoco lo fueron los parlamentarios, que en su mayoría, han hecho profundos y oscuros negociados para mantenerse en las listas, inclusive violando la Constitución Nacional.

Son diferentes las coyunturas al golpe de estado que colocó a Alfredo Stroesnner al poder, de la que vivimos con Mario Abdo en el 2018, sin embargo, hay muchos aspectos comunes, se consolido un golpe de estado, hay un discurso fascista fuertemente impregnado en el oficialismo y los otros poderes, la iglesia y los empresarios de medios masivos (no menos importantes) le dan su apoyo condicionando su actuar.

Estas condiciones por supuesto responde a intereses de clase, patriarcales, retrógrados y en contra de las trabajadoras y los trabajadores. Por otro lado el partido colorado está en una crisis que no logra superar (por el momento) y que deja un poco golpeado en fuerzas a la unidad granítica del partido, estos, por supuesto, cuando la clase está en juego, se alinearan de vuelta. Como lo hacen siempre con los otros partidos que defienden los mismos intereses.

Hay temas candentes, la entrega de Yacyretá y los fondos jubilatorios están en la boca de la gente, no va ser fácil tapar o negociar a escondidas, como están acostumbrados a hacerlo cuando se trata de intereses populares.

Mario Abdo tampoco puede separarse de Cartes, aunque lo intente, lo unen el mismo partido, y le guste o no el “nuevo” Gobierno es del mismo partido del ex presidente que con su informe de gestión, lo único que generó fue burlas y más rabia al pueblo.

Habrá calle, no hay duda, ya recibió la bienvenida ayer, con alegría, con colores, con diversas banderas, diversas luchas se unieron para decir, ni un paso atrás, por todos los derechos, para todos, para todas.

No dijimos sólo «Yacyretá no se entrega», no toquen nuestra jubilación, aborto legal, tierras para el campesinado, viviendas dignas, etc., dijimos fuerte Dictadura Nunca Más, y eso Mario Abdo y sus secuaces lo deben entender, así como el fascismo está presente en el sentido común de la sociedad, convive con ella el deseo de libertad, la rabia contra tantas muertes y autoritarismo es la que va a dar pelea.

Esta pelea tiene el desafío de ser organizada, con fuerzas populares unidas en relación a un proyecto político que puede que no sea el mismo, pero que tiene claro Dictadura nunca más. Upea ari romba´apota, desde ese lugar debemos construir, en honor a los que permitieron que ayer salgamos libremente, a pesar de lo expuesto por la policía, a decir Dictadura Nunca Más.

Nos queda organizarnos, unirnos y luchar.

Upea la desafío.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.