Campesinos de Ñacunday aceptan ser reubicados, pero se reafirman en que tierras son del Estado

Anuncian que la reivindicación de las tierras usurpadas por el terrateniente brasileño Tranquilo Favero no cesará hasta que sean devueltas al Estado.

La Escuela Carpa de Ñacunday genera arraigo y por ello recibe ataques constantes de las autoridades y el terrateniente brasileño Tranquilo Favero. Foto: Radiotv Latinoamericana.

José Rodríguez, de la Liga Nacional de Carperos, declaró a Radio 1000 que las personas que se encuentran en el Parque Nacional de Ñacunday aceptaron ser trasladadas a tierras que pasen a dominio de los campesinos, pero rechazó la intención de que sean trasladados a otro campamento provisorio, tal como sería la intención del terrateniente brasileño Tranquilo Favero.

“La gente está dispuesta a trasladarse toda vez que se le asegure su tierra definitiva donde pueda arraigarse y proceder a desarrollar su vida normal”, expresó Rodríguez.

Sin embargo, reafirmó que las tierras son públicas y que las más de 400.000 hectáreas fueron malvendidas y dilapidadas a favor de Favero y otros productores brasileños de soja.

“Esas tierras siempre se van a reivindicar y alguna vez tienen que volver a ser recuperadas por el Estado paraguayo y se le dé el uso que corresponda por ley”, señaló el dirigente en referencia a que las tierras del Estado deben ser destinadas a los fines de la reforma agraria.

De acuerdo a los datos divulgados por el investigador Ramón Fogel, las tierras en conflicto se hallan ocupadas ilegalmente por Favero, ya que forman parte de los antiguos yerbales de la Industrial Paraguaya que hacia los años cincuenta volvieron a dominio del Estado. Además, las tierras se encuentran dentro de la franja de seguridad fronteriza.

La ley  2532  de seguridad fronteriza establece que en una franja de 50 kilómetros de la línea de frontera terrestre y fluvial no pueden ser propietarios, condóminos o usufructuarios de inmuebles rurales “los extranjeros oriundos de cualquiera de los países limítrofes de la República o las personas jurídicas integradas mayoritariamente por extranjeros oriundos de cualquiera de los países limítrofes de la República”.

En cambio, la Policía y la Fiscalía opera a favor de Favero amedrentando a la población e incluso imputando a docentes de la Escuela Carpa, que pretende ser eliminada por las autoridades, puesto que la institución es lo que genera arraigo en las tierras reivindicadas.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.