Blas Riquelme: un agricultor “golondrina” pero de poco vuelo

Los últimos luctuosos sucesos de Curuguaty deben ser sometidos a una rigurosa y seria  investigación que pueda responder a ciertas preguntas.

Curuguaty, según Nelson Dario Marin Ulivi.

Los últimos luctuosos sucesos de Curuguaty  —enjuiciados sin pruebas por nuestra prensa cada vez más amarillenta—, deben ser sometidos a una rigurosa y seria  investigación que pueda responder a ciertas preguntas.

¿De qué armas partieron las balas “dum-dum” de punta hueca, cuando las que fueron confiscadas a los campesinos eran escopetas caseras o de bajo calibre que sólo llevan cartuchos de perdigones o revólveres  viejos descogotados?

¿Por qué Radio Cáritas afirmó (este sábado) que poseían fusiles “Galil” de origen iraquí, cuando el más estúpido sabe que esa marca la fabrican en Israel y Colombia  bajo licencia israelí?

¿Cómo pudieron los campesinos tener tanta puntería con sus estómagos vacíos…  a menos que fueran los propios sicarios de Blas N. los francotiradores emboscados para inculpar a los primeros?

¿Por qué tanta alharaca por los policías caídos y nunca se mencionan los que fueron victimados por ellos,  en oscuras circunstancias de gatillo fácil y generalmente civiles indefensos?

¿Quién conoce al mercenario del Mossad  isrealí Jair Klein, especialista en adiestramiento de paramilitares colombianos y otros asesinos políticos a la carta, que hace un tiempo reside en el país de incógnito?

¿Quiénes lo contrataron y, sobre todo, para qué?

¿De qué manera Blas N. Riquelme se hizo con esas tierras en tiempos del tiranosaurio per-jurásico, no siendo sujeto de la reforma agraria, sino fabricante de fideos urbanos?

¿Se conocen a quienes tirotean a la reforma agraria, a fin de retirarles nuestros votos en 2013?

¿Es posible un boicot masivo a la prensa comercial, a la TV mercenaria, los supermercados y otros intereses que conspiran bajo cuerda para mantenernos en la servidumbre consumista?

¿Es posible una democracia REAL de ciudadanos libres de la lacra mental de partidos entreguistas?

¿Es posible —a más tardar para septiembre de 2013 hacer una convención ciudadanos y reformar esta constitución que nos niega los canales de participación en los asuntos de Estado?

Dejo la respuesta a las organizaciones ciudadanas y campesinas para la elección de hombres probos e inteligentes para esto último.

¡República o muerte!

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.