Bioenergy mueve influencias: Indert prometió expropiación, pero ahora pide «negociar»

La empresa agrícola reconoció haber adquirido derecheras (prohibido por ley), pero aun así paralizó el proyecto de expropiación en el Congreso y ahora mueve sus piezas en el INDERT. Buscan una negociación con los campesinos, para seguir beneficiándose con la mayor cantidad de tierras de Laterza Cué, que habrían sido adquiridas de manera fraudulenta.

Policías custodian la maquinaria con que se ingresó a demoler las viviendas de los campesinos hace unas semanas, para cultivar la soja de Bioenergy. Foto: Radiotv Latinoamericana.

Perla y Néstor Núñez (ambos dirigentes de Laterza Cue, Mariscal López) manifestaron que el titular del Indert les ofreció mediar en una negociación con Bioenergy SA,  empresa que reclama como propias las tierras en disputa, según informó hoy la web de Radio Ñandutí.

El diputado José Pakova Ledesma confirmó que Cárdenas le solicitó en la mañana del martes que posterguen por una semana más el tratamiento del proyecto de expropiación, ya que tendría pensado negociar un acuerdo con las partes involucradas.

Luego de que el Ejecutivo (a través del Indert) declarara la Colonización de Hecho de la propiedad, el Parlamento debía aprobar la expropiación. A pedido del diputado José María Ibañez, el pleno de la Cámara Baja pospuso por una semana el tratamiento del proyecto. Bioenergy aprovecho esos días para presionar a sus contactos en la prensa, la justicia y el Partido Colorado (fue pública la reunión que el abogado de la empresa Enzo Olmedo mantuvo con miembros de la Junta de Gobierno) y «parar» la expropiación.

La estrategia incluyó la publicación en los medios impresos de mayor tirada de un comunicado en el que acuso al gobierno de querer “confiscar” su propiedad violentando la seguridad jurídica.

En el texto, la empresa reconoce haber comprado “derecheras” (algo que está penado por ley) y haber ofrecido un “salvataje humanitario” a las familias de la zona.

La intención de Bioenegy sería “ceder” parte de la propiedad (que no es suya) a cambio de que los campesinos abandonen la lucha. Las tierras de Laterza Cué, ubicadas en el departamento de Caaguazú, fueron adquiridas de manera fraudulenta desde los tiempos de la dictadura, debían pertenecer a beneficiarios de la reforma agraria, pero terminaron en manos de la empresa.

Fuente: Ñanduti.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.