Bélico, espiado y movilizado: El mundo del 2013 en cinco momentos

Un recuento de los cinco episodios internacionales más relevantes de este año que se va, seleccionados porque añaden elementos nuevos a la política interna y externa de los países o porque indican cambios de relevancia en las relaciones internacionales, con efectos que darán que hablar a mediano y largo plazo.

 

Foto: AFP / GURCAN OZTURK

#5: Las revueltas ciudadanas

Imprevisibles y masivas, denominadores comunes de las movilizaciones en Brasil, Turquía, Egipto, Tailandia, Paraguay y otros puntos del planeta.  Coparon los titulares de los medios por su carácter espontáneo y por la ausencia de estructuras rígidas que las iniciaran o lideraran. Por lo general convocados y conectados a través de las redes sociales, miles de ciudadanos salieron a las calles con demandas dispersas y en ocasiones, antagónicas entre sí. Sin embargo, aunque no se haya articulado explícitamente como tal, una insatisfacción profunda con el status quo fue un sentimiento que conjugó a todas las revueltas.

Foto: News.va

#4: El nuevo Papa

La ascendencia al trono máximo de la Iglesia Católica del argentino Jorge Mario Bergoglio, hoy conocido como el Papa Francisco, ha marcado una suerte de renovación progresista en el seno de una de las instituciones religiosas más grandes del mundo, liderada en los últimos años por corrientes ultra-conservadoras. Francisco no ha tardado en generar controversias. Condenó el sistema financiero global y las prácticas corruptas de sus colegas, afirmando que “el dinero tienen que servir, no gobernar“.  Sobre la homosexualidad, argumentó: “Si una persona es gay y busca al señor, quién soy yo para juzgar“. Asimismo, criticó la “obsesión enfermiza“ de la Iglesia Católica con el tema del aborto y el matrimonio gay e instó a poner mayor atención a problemáticas como la pobreza. ¿Un cambio de época? Es justo, oportuno y necesario.

Foto: AFP.

#3: El acuerdo entre Irán y el G5+1

Luego de más de tres décadas de animosidad y escepticismo, Irán y seis potencias mundiales llegaron a un acuerdo histórico en torno al programa nuclear del primero. Tras intensas negociaciones, los iraníes se comprometieron a ceder en ciertos aspectos de su programa de enriquecimiento de uranio a cambio de la flexibilización de las sanciones económicas impuestas por Occidente. Cabe recordar que EE.UU e Irán rompieron relaciones diplomáticas con la revolución Islmámica de 1979, suscitando el miedo a una guerra entre ambas naciones en varias ocasiones. En este contexto, el liderazgo del actual presidente Hasán Rouhani ha sido un factor fundamental en el giro de la política exterior iraní. A diferencia de su antecesor Ahmadinejad, éste responde a una corriente islámica moderada, sobre la cual ha hecho la promesa de llevar adelante una diplomacia más pragmática y efectiva. Esta promesa parece resonar en las bases, a juzgar por la abrumadora victoria de Rouhani en las elecciones de junio.

Captura de vídeo de un reporte de la BBC sobre el empleo de armas químicas en Siria.

#2: El conflicto de Siria

Las imágenes en YouTube de habitantes de Siria bajo los efectos de un aparente ataque con armas químicas recorrieron el mundo, dando inicio a uno de los momentos más críticos del 2013 a nivel internacional. Acusaciones que asignaban responsabilidad a las fuerzas militares sirvieron de justificación a EE.UU. para desplegar una vez más su ya repetido discurso intervencionista. Pero una movida firme y contundente de Rusia en contra de cualquier maniobra unilateral por parte de EE.UU. frenó lo que para algunos era la antesala a otro Iraq, o peor aún, una tercera guerra mundial. Mientras Obama quedó relegado a la categoría de principiante en política exterior, este hecho elevó el perfil de Putin, quien se erige hoy como gran mediador en el plan de desarmamento del arsenal de armas químicas de Siria.

Foto: EFE.

#1: Las revelaciones de Edward Snowden

Las revelaciones del ex agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que dieron cuenta del espionaje sistemático perpetrado por el gobierno estadounidense han marcado un antes y un después. Este extraño y temerario personaje salió de Hawai hacia Hong Kong para encontrarse con periodistas del periódico The Guardian de Inglaterra y así confirmar lo que muchos califican fue siempre un secreto a viva voz. Sin embargo, nadie imaginaba que el carácter de la intrusión y recolección de datos de personas – desde jefes de estado hasta ordinarios civiles – fuera tan indiscriminado y masivo. Sólo el mundo orwelliano de 1984 parodia en algo a las operaciones de la NSA, que en alianza con las más grandes compañías de Internet como Google y Facebook, explota el commodity mejor valuado en los últimos años: la información.

Las revelaciones de Snowden no han tenido precedentes en cuanto han visibilizado a la “nube“ como un nuevo campo de acción y disputa de poder entre países y entre estados e individuos, con consecuencias que sólo comienzan a vislumbrarse. En el corto plazo, las relaciones diplomáticas de EE.UU. se han visto formidablemente afectadas. Cabe recordar el bochornoso episodio donde al propio avión del presidente Evo Morales le fue denegado el acceso al espacio aéreo de varios países europeos por sospechas de llevar a Snowden dentro del mismo.

Mientras tanto, Brasil ha comenzado una agresiva campaña de reformas para protegerse del tipo de acciones que la misma Dilma Rousseff calificó de violar el derecho internacional y los principios que deben guiar las relaciones entre naciones amigas. “Yo luché contra el autoritarismo y la censura, por lo que sólo puedo defender de manera inalterable el derecho a la privacidad de las personas y la soberanía de mi país”, expresó la mandataria durante su discurso en la asamblea general de las Naciones Unidas (NN.UU.). En la misma línea, la  Merkel, tradicional aliada de EE.UU., ha comparado las actividades de la NSA con las de la Stasi, la policía secreta de Alemania del Este.

Miles de voces de indignación y en defensa de las libertades individuales – como el derecho a la privacidad y la presunción de inocencia – también se han unido en su firme rechazo a las prácticas de espionaje. En uno de los hechos más emblemáticos, más de 500 escritores, incluidos cinco premios Nobel, solicitaron a las NN.UU. promover una declaración de derechos digitales para proteger los derechos civiles en la era del Internet. “Una persona espiada no es libre. Una sociedad espiada no puede ser una democracia. Para mantener algo de validez, nuestros derechos democráticos deben ser aplicados en el espacio real como en el virtual“, expresaron en su descargo.

Las confesiones de Snowden van asentando las bases de un movimiento mundial pro-derechos digitales, en sintonía con los esfuerzos de varios estados por generar condiciones estructurales que garanticen mayor seguridad y autonomía en Internet. Por todo esto y mucho más por venir, se llevan el lugar de mayor preponderancia del año.Definitivamente, un 2013 sin este caldo de revelaciones que rayan la ciencia ficción no hubiera sido tan intrigante.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.