Bañado Norte: Piden que la Avenida Costanera tenga en cuenta a la comunidad

(Fuente Serpaj-Py) La comunidad no rechaza ninguna de las iniciativas, solo pide que se la tenga en cuenta para ser informada cabalmente de todo el proceso y que se le dé el sitio que le corresponde para sugerir, incidir y decidir acerca de las condiciones de re-ubicación.

Fuente de Imagen: Serpaj-Py

La CODECO (Coordinadora de Defensa Comunitaria del Bañado Norte), viene luchando desde hace 10 años aproximadamente por tener participación -tanto en el acceso a la información como en los ámbitos de toma de decisiones – respecto a la ejecución del proyecto de la Avenida Costanera que afecta al territorio de familias enteras, muchas de ellas viviendo desde hace más de 70 años en la zona.  El crecimiento y logro comunitario –escuelas, mejoras del entorno, puestos de salud, centros comunitarios, espacios deportivos y de recreación, etc.- viene del esfuerzo y sacrificio sostenidos por décadas desde la comunidad.

La Avenida Costanera sin componente social no es una mejora real para la ciudad

Este megaproyecto ya está en la fase final de la primera etapa y el MOPC (Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones), institución responsable del emprendimiento, se desentiende de los reclamos de las y los pobladores organizados aduciendo que esa parte –el componente social y humano- no es de su incumbencia. Si bien insisten con reuniones para llegar a acuerdos, siguen en la incertidumbre acerca de su destino final y de las condiciones de vida que les tocará con las alternativas de resolución que se establezcan.

Es necesario destacar que los Bañados fueron zonas históricamente desatendidas por parte de la responsabilidad que al Estado le compete en cuanto a garantizar servicios sociales básicos y, mucho de lo que lograron hoy ahí –escuelas, mejoras del entorno, puestos de salud, centros comunitarios, espacios deportivos y de recreación, etc.- viene del esfuerzo y sacrificio sostenidos por décadas desde la comunidad.

Desde hace décadas las comunidades, a fuerza de organización y empeño han erigido sus escuelas, canchitas, puestos de salud, de recreación… Fuente de imagen: Serpaj – Py


Una ley declarada a espaldas de pobladores se da a conocer mediante una orden de desalojo

En medio de este panorama, se les presenta otro hecho independiente pero que, en un momento dado, se ensambla con el emprendimiento de la Avenida Costanera. Sin información ni participación dadas a la población, 300 hectáreas dentro del Bañado Norte se declararon por Ley 2715/05 Reserva Ecológica de la Bahía de Asunción. Gran parte de la franja comprendida está habitada por familias que tienen 40, 50, 60 o más años de vida en estas tierras.

Pero lo reprochable desde la población organizada fue de qué manera la gente se enteró de la existencia de esta ley y de lo que representa para ella. En el 2009 la comunidad recibió una orden de desalojo. Sorprendidos, se preguntaron el porqué de esa orden. Investigaron y salió a la luz el dato de que se trataba de la ley mencionada y que fue declarada como tal en el 2005, cuatro años atrás.

¿Por qué es una Reserva Ecológica?

Cada año, más o menos en agosto y durante un mes aproximadamente, vienen a posarse las aves migratorias provenientes de Canadá. Estas aves se ubican cerca de la bahía. Quienes promovieron esta iniciativa considerada como restrictiva y arbitraria por las y los afectados, fueron la fundación Guyra Paraguay junto con la Fundación Millenium.

Cuatro años después de que estas instancias ajenas a la comunidad y de espaldas a ella hicieran la gestión que derivó en ley de Reserva Ecológica, las poblaciones afectadas y organizadas se movilizaron para exigir y saber más sobre las implicancias de esta disposición. Un abogado les asesoró. Supieron que el procedimiento de los entes públicos a cargo no fue el correcto desde el vamos.

Según Ada González, quien desde el Serpaj acompaña las reivindicaciones de la población del Bañado Norte, “cuando una población humana está implicada en un proyecto de esta envergadura, se debe trabajar desde el marco de un plan de manejo que la involucre y que contemple plazos y condiciones que se vayan pautando de forma consensuada y aprobando por etapa. Sin embargo, ninguno de estos mecanismos y pasos adecuados se previeron”.

Ante esto, ¿cuál es el pedido?

La comunidad no rechaza ninguna de las iniciativas, solo pide que se la tenga en cuenta para ser informada cabalmente de todo el proceso y que se le dé el sitio que le corresponde para sugerir, incidir y decidir acerca de las condiciones de re-ubicación, además de los términos de una negociación que no repercuta en detrimento de su calidad de vida y desarrollo integral. Esto es: que se obre con la plena conciencia de que el derecho de la población involucrada debe ser protegido ya que habitan la zona antes de la existencia de esta ley.

La reserva, como propuesta de ley no pudo ser conversada y luego tampoco derogada, entonces se pide que se contemple un plan de recuperación de la zona con la población y un proceso de educación de cómo mantenerla y convivir.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario