Bajo engaños llevaron a menores indígenas para trabajo esclavo en Argentina

Una pareja fue sentenciada por trata de personas. Llevaron a dos adolescentes, clandestinamente, para hacerlas trabajar en casas de familia. Los secuestradores se quedaban con la remuneración de las indígenas, quienes además eran maltratadas físicamente.

Los explotadores fueron sentenciados a 8 años de prisión. Foto: Ministerio Público.

Los explotadores fueron sentenciados a 8 años de prisión. Foto: Ministerio Público.

Mirna María Ferreira González fue hallada culpable por el hecho punible de Trata de Personas con Fines de Explotación Laboral.

Durante una audiencia se probó que, Ferreira junto a su esposo Héctor Dos Santos, obligó a dos adolescentes de 14 y 15 años, tía y sobrina entre sí, a realizar trabajos en situación de servidumbre para lo cual las captaron de la comunidad indígena que habitaban junto a sus familiares, en el Chaco paraguayo.

Según los antecedentes, entre el 22 y 23 de octubre del año 2010, Mirna llegó hasta la comunidad asentada en una reserva natural y solicitó llevar a las dos menores. El pedido fue rechazado por la familia. Sin embargo, la mujer regresó el 26 de octubre con mercaderías consistentes en alimentos y repitió su petición. Las niñas fueron entregadas a Ferreira y su esposo, porque supuestamente serían traídas a Asunción y se encargarían del cuidado de los hijos de la pareja. Pero fueron llevadas hasta la República Argentina, donde reside la familia de Mirna.

Las víctimas relataron que fueron trasladadas en ómnibus, hasta un lugar en el que abordaron una pequeña embarcación con la que cruzaron por el río eludiendo así los controles migratorios. Con ello se inició el periodo de ocultamiento, pues el paradero de las adolescentes era desconocido, explicó Martínez.

Las adolescentes relataron que sufrieron maltratos físicos y psicológicos en la vivienda de Mirna, quien incluso les cortó el cabello lo que representa un ataque a sus costumbres ancestrales. Además de los maltratos, las menores no recibían comida y eran enviadas a otras familias a cumplir labores domésticos, por las cuales no eran remuneradas. Sin embargo, Mirna percibía el pago por el trabajo de las menores.

Las profesionales argentinas que asistieron y rescataron a las víctimas, relataron a través de Videoconferencias que las afectadas evidenciaban rastros de violencia, como quemaduras y moretones.

Héctor Dos Santos fue condenado en Argentina por esta misma causa, a cumplir una pena de 10 años y 6 meses de prisión. Ferreira deberá cumplir la condena en el penal de Mujeres Buen Pastor, por lo que fue revocada la medida alternativa de arresto domiciliario con la que le habían beneficiado tras su detención en agosto de 2011. La lectura íntegra de la Sentencia se realizará el 18 de junio de 2014.

El Tribunal de Sentencia presidido por Héctor Capurro y los miembros Gustavo Santander y Juan Carlos Duarte, evaluaron las pruebas documentales y testificales presentadas por la Fiscal a cargo durante el Juicio Oral y Público, y finalmente dieron la sentencia. La Agente Fiscal de la Unidad Especializada Contra la Trata de Personas, Teresa Martínez representó al Ministerio Público.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.