Autoridades no leyeron informe que confirma que policías cometieron tortura

El fiscal de derechos humanos, Santiago González Bibolini, dijo que solo pudo leer un resumen del informe del Mecanismo de Prevención de la Tortura (MNP) que estaba en Facebook. El jefe de derechos humanos de la policía dijo que estaba volviendo de sus vacaciones y no estaba al tanto. Ya pasaron más de 10 días de la presentación del documento que confirma que manifestantes y un periodista fueron torturados en las comisarías 2da. y 3ra. de Asunción.

Paulo López, luego de ser sacado de la celda y derivado a otra sala ante la llegada de abogados y miembros del MNP.

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes (MNP), señaló en un informe dado a conocer el 5 de febrero pasado, que durante la protesta del 3 de enero contra la suba del pasaje se registraron casos de arrestos arbitrarios y tortura contra los manifestantes detenidos y el periodista de nuestro medio, Paulo López. Advirtieron que estas violaciones de los derechos humanos pueden costar al Paraguay sanciones internacionales. El organismo del Estado fue creado por la Ley 4288.

En el informe también se critica la actuación de la fiscalía de derechos humanos. Calificó la actuación del fiscal de dicha unidad, Santiago González Bibolini, como “poco oportuna”. Este privilegió la versión de los hechos de los funcionarios públicos pertenecientes a la Unidad Especializada en hechos punibles contra la seguridad y la convivencia entre las personas, que estaban tomando intervención en la causa abierta en contra de los manifestantes detenidos, según el informe.

Leyó en el Facebook

Consultado la semana pasada, González Bibolini dijo primeramente que no había leído aun el informe. Posteriormente, el viernes, aseguró que no pudo acceder al informe, solo pudo ver un resumen que está en el Fanpage de Facebook del MNP, donde no mencionan las críticas a la labor fiscal.

De igual forma, aseguró que su unidad intervino al momento que se denunciaron los hechos y que tiene la causa del periodista a su cargo. “Hicimos todas las diligencias que tenían que hacer”, argumentó. También dijo que su asistente estuvo desde el primer momento en el lugar.

El informe asegura que el asistente fiscal pasó casi toda la noche junto con los policías, en vez de constatar la situación de los denunciantes. Ni el fiscal de derechos humanos, ni el fiscal penal de la Unidad de hechos punibles contra la seguridad y convivencia entre las personas, inspeccionaron a los detenidos, menos aún tomaron contacto con los ellos o les tomaron declaración, aseguraron. Ninguna causa penal fue abierta de oficio por la Unidad.

Derechos humanos de la policía de vacaciones

El comisario Bernardino Torres, jefe del departamento de derechos humanos de la policía, por su parte, se excuso de opinar respecto al informe debido que estaba volviendo de sus vacaciones. El viernes pasado nos aseguró que se está interiorizando de todo, pero que recién este martes estaría mejor informado al respecto.

En varias ocasiones tratamos de contactar con el comandante de la policía, Francisco Alvarenga, para conocer la posición de las autoridades policiales ante las denuncias, pero el mismo no accedió. Su secretario nos aseguró que el mismo se estaría informando del tema y que posteriormente se pronunciaría, cosa que nunca se dio.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.