Asume Peña, habla de nuevo endeudamiento y rechaza impuesto a sojeros

«La idea es continuar la línea que ya había trazado el ministro saliente», dijo hoy el nuevo ministro de Hacienda, Santiago Peña, tras asumir poco después de las 09.00 en el Palacio de Gobierno, en acto encabezado por el presidente Horacio Cartes. Aseguró que su prioridad será la estabilidad económica y seguir con el trabajo de Germán Rojas, según el reporte de IP Paraguay.

Indicó además que trabajará en la transparencia de gestión. Peña aseguró que con su designación se da continuidad “al perfil técnico que ha prevalecido por más de diez años en el Ministerio de Hacienda, y que las presiones son normales en cualquier gobierno”. Esto en relación a presiones que pueda recibir.

Respecto a su afiliación al partido liberal, cuestionada por integrantes del partido oficialista, dijo que a los 17 años se afilió a ese partido pero que sin embargo “nunca tuvo una participación partidaria”.

Respecto a los bonos soberanos, con los cuales Rojas había integrado una deuda de 1000 millones de dólares al país, abrió la posibilidad de seguir engrosando la misma. Dijo que “el país sigue teniendo un importante margen para emitir estos bonos de modo a financiar con ellos obras de infraestructura o el repago de deudas”. Según el mismo, Paraguay tiene “niveles de endeudamientos bajos y que eso da al país la posibilidad de recurrir a esta herramienta”.

Estuvieron en el juramento de Peña el vicepresidente de la República, Juan Afara, el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez, y el vicepresidente de la Cámara de Senadores, Enrique Bachetta. Igualmente estuvieron ministros del Poder Ejecutivo, presidentes de entes estatales, familiares e invitados especiales.

Santiago Peña era miembro del Directorio del Banco Central del Paraguay.

Fiesta sojera

Poco antes de asumir, Peña dijo en varias radios que no crearán nuevos impuestos y que se dedicará a “administrar”. En tal sentido, emitió un mensaje a los sojeros, diciendo que no está a favor del impuesto a la exportación de granos En radio UNO aseguró que “gravar productos solo en la exportación puede crear grandes distorsiones porque no toma en consideración ni cambios en precios y productividad”.

Con esto, se puede crear “una gran distorsión y es un incentivo para no producir el bien”, aseguró. Sin embargo, en países como Argentina el impuesto a la exportación rondan el 35 % sin que esto haya mermado la producción en el vecino país, ni dejado sin ganancias a los productores. Con este tipo de impuesto se busca además que los productos primarios sean indusrializados, a fin de que generen más fuentes de trabajo, un déficit en el modelo agroexportador. Los productores de granos, principalmente sojeros, tuvieron en 2014 una ganancia de 4.000 millones de dólares.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.