Asamblea extraordinaria del SPP se realiza este jueves

El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) invita a todos sus asociados y asociadas a la cena de fin de año que se celebrará el próximo jueves 10 de diciembre, desde las 19:00 horas, en el local de la CCT (República de Colombia casi Brasil). Durante la misma se llevará a cabo la Asamblea General Extraordinaria, cuyo orden del día será el tratamiento y voto sobre la adhesión de nuestro gremio a la huelga general convocada para el 21 y 22 de diciembre. La asamblea había sido convocada para el pasado 4 de diciembre, pero fue pospuesta debido al temporal que dejó sin servicio de electricidad a gran parte del centro de Asunción.

Bajo la consigna de “Juntos por la libertad de expresión y el trabajo digno”, brindaremos por los contratos colectivos, mejores salarios, seguridad, trabajo digno y el derecho a una comunicación democrática.

El pasado miércoles 25 de noviembre la directiva del SPP participó del Congreso Unitario Sindical realizado en el local de la CUT-Auténtica, donde los representantes gremiales reafirmaron la necesidad de realizar la huelga como medida de protesta ante las políticas antisindicales del gobierno de Horacio Cartes.

Resaltaron principalmente la falta de libertad sindical, que se demuestra con el emblemático caso de los trabajadores choferes de la Línea 49, quienes estuvieron crucificados 4 meses exigiendo el reconocimiento de su sindicato y la reincorporación de los trabajadores que conformaron el mismo. Varios oradores rechazaron también las medidas económicas neoliberales del gobierno, principalmente los intentos privatistas, la política fiscal inequitativa, los bajos salarios y el desempleo.

Así también los delegados remarcaron que la medida de fuerza debe realizarse por 48 horas e insistieron en “no negociar con el gobierno, mientras la huelga esté vigente y no volver a caer en las falsas mesas de diálogo”. Esto en relación a la huelga general del 26 de marzo de 2014, que fue levantada tras el compromiso del gobierno de abrir mesas de diálogo para buscar soluciones con los trabajadores, que finalmente fueron infructuosas.

El paro tuvo como sus principales reivindicaciones, entre otras, la derogación de la ley de Alianza Público-Privada (APP) y las modificaciones realizadas a la ley de Defensa Nacional y Seguridad Interna para otorgar funciones policiales a los militares. El reajuste salarial del 25%, el rechazo a la suba del pasaje y la exigencia de libertad a los campesinos presos por la masacre de Curuguaty fueron otras de las demandas.

El cuadro actual añade otras situaciones como el uso de los fondos jubilatorios para “obras públicas” y la modificación de la Carta Orgánica del Instituto de Previsión Social (IPS) para recortar derechos del asegurado, aumentar el descuento compulsivo a los trabajadores y disponer de los fondos del ente para compensar el déficit de la caja de los policías y militares. El regalo de más de 11 millones de dólares a los empresarios del transporte para la adquisición de buses climatizados, con los cuales se impuso un pasaje de G. 3.400 a los usuarios, es otra de las medidas oficiales más cuestionadas. El asesinato y agresión contra periodistas se suma al clima de violencia que sufre la ciudadanía.

En la primera huelga general los militantes del SPP se unieron a la medida trabajando en la cobertura integral de la protesta.

Cartes será el primer presidente de la historia en enfrentar dos huelgas generales durante su mandato.

Comentarios

Publicá tu comentario