OEA aplaza reformas a la política antidrogas hasta 2016

Durante el encuentro de cancilleres de la OEA que se celebra en La Antigua de Guatemala, las delegaciones presentes acordaron que existe un «consenso continental para debatir la política de drogas», con miras a reformarla en un futuro.

Canciller de Guatemala, Fernando Carrera, es el anfitrión del encuentro (Foto: EFE)

La Organización de Estados Americanos (OEA) aplazará la esperada renovación de las políticas antidrogas continentales para el período 2016-2020, luego de que los cancilleres de la región, reunidos en Guatemala, llegaran al consenso de continuar el debate sobre estas reformas en el encuentro previsto para el año 2015.

El canciller guatemalteco, Fernando Carrera, quien preside la 43° sesión de la Asamblea General de la OEA, adelantó que así se acordó en la declaración final. «Hemos alcanzado un consenso que será presentado a la plenaria de la Asamblea el día de mañana (jueves), donde se combinan las diferentes inquietudes de todas las delegaciones», informó.

Asimismo, indicó que «probablemente la estrategia 2016-2020 exprese una renovación en la función de la política continental de la lucha contra las drogas», de acuerdo con lo acordado en la reunión de cancilleres y delegaciones nacionales que se celebra la ciudad de La Antigua Guatemala (este).

El debate, que reúne a 26 cancilleres y delegados de los 34 Estados parte, se centra en la búsqueda de nuevas estrategias, ante la evidencia de que la política antidrogas estadounidense, basada en la represión a la producción y distribución, es un fracaso.

El mecanismo que dará continuidad al diálogo se denominó «ruta crítica», y establece como primer paso la «profundización técnica» de las propuestas por parte de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) y otras instancias, que serviría de «insumo» para una Asamblea General extraordinaria en el primer semestre de 2014.

Posteriormente -prosiguió Carrera- se convocaría una cumbre de jefes de Estado, para establecer la «posición política» del continente rumbo a la reunión sobre política de drogas convocada para 2016 por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Según el Canciller, la decisión de postergar el debate estuvo marcada por la preocupación existente de que se llevaran a cabo «cambios muy acelerados que pudieran generar de alguna manera falta de continuidad en las políticas públicas».

«No puedo decir que existe un consenso continental para legalizar el consumo de las drogas. Yo no creo que eso sea lo que está saliendo de esta Asamblea General. Lo que hay es un consenso continental para debatir la política de drogas», detalló Carrera.

Visión estadounidense

La búsqueda de un nuevo enfoque en la lucha antidrogas, incluida la legalización, chocó con la posición de Estados Unidos, que establece, además de la reducción del consumo y mejoras a la rehabilitación, «un trabajo de combate y aplicación de la ley» antinarcótica de ese país.

En ese sentido, el canciller boliviano, David Choquehuanca, desestimó la propuesta estadounidense, alegando que los hechos demuestran «la derrota de ese modelo de lucha», pues su país ha logrado tener autonomía política y económica en su estrategia, «sin imposiciones ni condicionalidades».

«Se han logrado niveles de incautaciones y detenciones mucho más altos que cuando se encontraba la DEA (Agencia Antinarcótica de EE.UU.) en nuestro territorio», indicó.

La Asamblea de la OEA fue organizada por Guatemala bajo el lema «Por una política integral para el problema mundial de las drogas en las Américas».

Durante la cita se aprobaron la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia; y la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia.

Fuentes: teleSUR-EFE-PL-ElComercio/MARL

Comentarios

Publicá tu comentario