Articulación por Curuguaty expresa «indignación y rabia» por acusación fiscal contra 14 campesinos

El comunicado emitido ayer por esta organización se refiere a las acusaciones formales que presentó ayer el fiscal Jalil Rachid contra 14 campesinos y campesinas por ser los supuestos culpables de la matanza de Curuguaty. La acusación es un «manto de impunidad» sobre las 17 muertes de aquel suceso, afirma.

 

Momento en que el fiscal de la causa, Jalil Rachid, presenta las acusaciones con las supuestas pruebas contra los 14 campesinos. Fuente: lanacion.com.py

Articulación por Curuguaty, un espacio que aglutina a varias organizaciones sociales, urbanas y campesinas, emitió ayer un comunicado inmediatamente después de que el equipo fiscal encabezado por el fiscal Rachid presentará las acusaciones contra los campesinos y campesinas ante el juzgado del juez José Benítez, hecho que viene a confirmar los anticipados anuncios de que los campesinos serían los únicos acusados, quedando fuera otros actores políticos y económicos relevantes del suceso, entre ellos la familia Riquelme, que reivindicó falsamente posesión sobre las 2000hectáreas de tierras de Marina Cue.

«Junto a nuestra sincera indignación y rabia,  hoy un dolor muy grande inunda nuestros corazones,  porque nunca estaremos preparados para soportar la injusticia. Tanta injusticia como la que quedó de manifiesta esta mañana, con el descriterio y falta de oficio demostrado por la Fiscalía», refiere un pasaje del pronunciamiento.

El documento expresa el inaudito argumento de la fiscalía para acusar a los 14 campesinos: un testigo que dijo haberlos visto en el lugar de la masacre pero que, en realidad -el testigo- nunca estuvo allí. «…La principal prueba que presentan es un supuesto testigo que no estuvo en el lugar y momento de los hechos. Eso sólo como ejemplo. Este nuevo paso de la Fiscalía lo podemos considerar como un paso más en la construcción de un sólido blindaje de impunidad.  Y contra esa impunidad es que alzamos nuestras voces», expresa.

«La decisión política de la Fiscalía obedece al prejuicioso deseo de imputar a campesinos como a criminales y acusarlos de tentativas de homicidio en tanto la lucha de estos campesinos y campesinas es una lucha justa por la tierra mediante la legítima ocupación de tierras malhabidas. Es nuestra histórica indignación contra un sistema judicial ineficiente para el pueblo y eficiente para el despojo», manifiesta en otra parte el documento de Articulación Curuguaty.

Comentarios

Publicá tu comentario