Argentina, tierra de esperanza para los compatriotas inmigrantes


El tema de la inmigración clandestina es un asunto delicado donde muchas veces se olvida su cara humana. Antonia Villalba compartió su testimonio de vida lejos de su tierra natal con E’a, destacando las numerosas facilidades que ofrece el país vecino.

Por Vincent Boudrias-Lagrange

Argentina eligió un camino más compasivo dejando sus fronteras abiertas. En comparación a un país como Paraguay, Argentina ofrece mucho más oportunidades laborales con mejores salarios. Además, los programas de apoyos sociales que tiene Argentina, alivia el cargo de la pobreza. Por eso centenares de millares de Paraguayos eligieron la salida hacia Argentina en rebusque de un futuro mejor.

En el municipio Bella Vista, partido de San Miguel en la zona oeste del Gran Buenos Aires, se encuentra el asentamiento San Blas, donde la población paraguaya es predominante.

Antonia Villalba (28) nació en Asunción y vivió en la zona de Cuatro Mojones. Solía venir por una temporada a trabajar como empleada domestica en Buenos Aires, juntaba plata y la mandaba a su marido que se quedaba en Asunción con su hija. Pero siempre en algún momento Antonia extrañaba a su hija y volvía de prisa a Asunción. Hace cuatro años se mudó a San Blas con su marido y su hija para quedarse. Ahora la familia esta reunida, el marido es albañil y ella ama de casa, cría a su hija Carmen (8) y su hijo Ronaldo (3).

¿Cuales son las ventajas que encontraste en Argentina en comparación del Paraguay?

En Paraguay pagas todo no es como acá. Para la educación de mis hijos no se paga nada hasta los útiles y los uniformes pude conseguir gratis. Tengo la tarjeta de Plan Vida que me permite retirar mercadería y leche gratis. Mi hijo nació con un soplo en el corazón y tuvo que estar internado en el hospital, lo atendieron bien y nunca pagué ni un peso hasta los medicamentos pude conseguir gratis. En Paraguay todo es caro, si no tienes plata te morís.

¿Todos en la familia tienen sus documentos argentinos regularizados?

Solo mi hijo tiene porque se nació acá. Para mi solo me falta presentar la partida de nacimiento para tener mi DNI porque tengo un hijo argentino y pasa lo mismo con mi hija que estamos por hacerlo. Solo falta sacar el turno por Internet. Mi marido ya tiene la precaria, es la primera etapa antes de tener la cedula argentina DNI.

¿Siendo sin documentos, como pudiste tener acceso a todos esos servicios de salud, educación y tarjeta Plan Vida?

Solo tienes que dar tu número de cedula paraguaya y ya esta.

¿Cómo te sientes cuando la gente habla de tu país?

La verdad mal porque ahí no hay ayuda. Hay más paraguayos acá que en mi país. Tomas el tren o el colectivo, escuchas hablar más guaraní que argentino. En la Villa 31 todos son paraguayos. ¡Esta Lleno!

¿Piensas volver algún día a Paraguay para quedarte?

No pienso porque acá a mis hijos no le falta nada. En Paraguay la gente trabaja solo para comer no le sobra nada para otra cosa. Acá, hay más posibilidad de progreso. Mi marido es albañil y gana 1000 pesos blanqueado quincenal. Como consigo mercadería gratis me sobra lo suficiente.

¿Cómo conseguiste tu terreno y tu casa?

El terreno es de mi mamá, ella vive al lado y nos dio esta parte. La casa la conseguimos de Un Techo Para Mi País. Mi marido quería hacer una de material pero nuestros ingresos no nos alcanzaban. Por el momento nos beneficiaron con la casilla, a futuro vamos a hacer una de material.

¿Cómo ves tu vida ahora?

Soy feliz, contenta, acá tranquila.

Aunque la situación de los pobres en Paraguay se mejoró desde la llegada de Fernando Lugo al poder, la atracción de Buenos Aires sigue más fuerte para muchos. Argentina esta en crecimiento industrial constante y la tasa de desocupación se achica cada vez más. Sin contar las nuevas construcciones de infraestructuras que no dejan de lado los albañiles.

Los hombres paraguayos tienen la fama de no quejarse y de laborar duro lo que es muy apreciado de los patrones para el trabajo físico. En cuanto a las mujeres se las quiere por su alto conocimiento del cuidado doméstico en las familias de clase media alta.

Los paraguayos clandestinos, llegando sin casi nada, no les queda otra que buscar un terreno en un asentamiento. Sin embargo, por su condición de inmigrantes, están animados de una esperanza por un porvenir mejor para ellos mismos y sus hijos. Los asentamientos son un lugar de transición por algunos y un barrio en desarrollo por otros.

Con el programa Patria Grande del gobierno de Cristina Kirchner, los paraguayos pueden ahora tener su radicación más fácilmente. Argentina demuestra una apertura en frente de sus hermanos paraguayos que se instalan en sus tierras sin olvidar los bolivianos y los peruanos que viven una situación semejante. Esta actitud encamina la venida de un Mercosur liderado por Argentina como liberador de las fronteras a la imagen de la Unión Europea con un pasaporte único.

Comentarios

Publicá tu comentario