Argentina protestó nuevamente en la ONU contra la ocupación británica de las Malvinas

Argentina reclamó nuevamente hoy en Naciones Unidas el fin de la ocupación británica de las Islas Malvinas, ubicadas en el Atlántico Sur, y por la que ambos países se enfrentaron en una guerra en 1982.

El canciller argentino Héctor Timerman. Foto: Télam.

El canciller argentino Héctor Timerman. Foto: Télam.

El canciller argentino, Héctor Timerman, se encuentra participando hoy en Nueva York de la sesión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, donde se abordó lo relacionado al reclamo de la soberanía argentina sobre las islas.

Argentina viene denunciando desde hace un siglo la ocupación británica del archipiélago austral en los foros internacionales.

El conflicto por la soberanía de las Malvinas y otras islas australes bajo control británico, llevó al país a una guerra en 1982, cuando la dictadura militar argentina atacó la capital de las islas y ocupó el archipiélago, y las islas Sandwich y Georgias del Sur.

En tres meses de combates intensos, por tierra, mar y aire, los ingleses recuperaron el territorio, y lo convirtieron en los últimos 30 años en una fortaleza que presume de armamento nuclear, hecho ya denunciado por Argentina y otros países del continente por cuanto representan una amenaza para la estabilidad de toda la región.

Los reclamos argentinos se hicieron más insistentes en la última década, con los gobiernos de Néstor Kirchner, primero, y Cristina Fernández, después. El canciller Timerman es quien ha llevado adelante la estrategia de Buenos Aires sobre Malvinas, que ha sacado también a la luz la situación de otros enclaves coloniales en manos británicas y estadounidenses, como Gibraltar y Puerto Rico.

La Cuestión Malvinas tuvo su punto de partida el 3 de enero de 1833, cuando el Reino Unido ocupó ilegalmente las islas y desalojó a las autoridades argentinas impidiendo su regreso así como la radicación de argentinos provenientes del continente.

Malvinas ha sido calificada por las Naciones Unidas como un caso colonial especial y particular que debe ser solucionada mediante negociaciones entre las dos partes. En el mismo sentido se ha pronunciado la Organización de Estados Americanos.

La Argentina cuenta además con el firme respaldo de los países de América Latina y el Caribe y de los 54 países de África a sus legítimos derechos de soberanía sobre las islas y los espacios marítimos circundantes, así como con la solidaridad de países de otras regiones que respaldan la reanudación de las negociaciones entre las dos partes.

Sin embargo, el Reino Unido ignora el llamado de la comunidad internacional a reanudar las negociaciones de soberanía y agrava la situación mediante la realización de actividades unilaterales, las que incluyen la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables, así como la realización de ejercicios militares.

La delegación argentina está integrada además por la Gobernadora de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Fabiana Ríos; el Secretario de Asuntos relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus, y la Representante Permanente ante la Organización de las Naciones Unidas, María Cristina Perceval, así como por senadores y diputados nacionales representando a todo el espectro político. La amplitud del acompañamiento reafirma el unánime respaldo de todas las fuerzas políticas del vecino país a los reclamos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

El canciller Timerman ratificó la plena disposición de Argentina para encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía, tal como surge de las numerosas resoluciones en tal sentido de las Naciones Unidas, lo que no ha sido posible aún como resultado de la sistemática negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones.

Comentarios

Publicá tu comentario