Anuncian que acciones contra fumigaciones ilegales continuarán a pesar de las imputaciones

La fiscala de San Pedro, Lilian Ruiz, imputó a campesinos que se oponen a las fumigaciones a pedido de sojeros que violan las leyes ambientales.

La fiscala Lilian Ruiz ampara las fumigaciones ilegales al perseguir a los campesinos que se oponen a las aspersiones que se aplican sin las medidas de seguridad. Foto: Facebook.

Felipe Aveiro, dirigente de la Federación Nacional Campesina (FNC), consultado por la Radio Comunitaria “Luz Bella Comunicaciones” respecto a las imputaciones contra campesinos que se oponen a las fumigaciones ilegales, señaló que ya no resulta extraño cuando los fiscales imputan a campesinos movilizados contra la sojización.

Aveiro expresó que la soja, cultivada en medio de asentamientos humanos, es un atropello a la agricultura familiar campesina y representa una agresión más a la pobreza rural.

“No hace falta ir a Venezuela o a Cuba para conocer la realidad en nuestro país”, dijo con relación a las declaraciones de la fiscala de San Pedro Lilian Ruiz, quien asegura que la resistencia campesina a la sojización es una estrategia que los dirigentes labriegos trajeron de Venezuela y Cuba.

Aveiro también defendió la labor de las Radios Comunitarias, ya que considera a las mismas fundamentales en este momento porque prácticamente representan la voz del pueblo. “Las Radios Comunitarias no instigan a la violencia tal como afirman los voceros de los terratenientes”, acotó en referencia a la agente del Ministerio Público, quien atacó la labor de las radios comunitarias por supuestamente “instigar” la resistencia de los campesinos contra las fumigaciones.

A pesar de la persecución penal, Aveiro reafirmó que la Federación Nacional Campesina seguirá con su política de resistencia al modelo agroexportador.

La fiscala Lilian Ruiz imputó a dirigentes de la FNC por los supuestos delitos de coacción y amenaza de hechos punibles por las acciones llevadas a cabo por los labriegos para impedir las fumigaciones en sus comunidades. Las denuncias fueron presentadas por los productores Fernando García, de Choré; Víctor Guerrero, de Yrybucuá, y Cleiton Machiner Pothin, de la colonia Luz Bella.

A pesar de que las fumigaciones se realizan violando las leyes ambientales, las autoridades otorgan custodia policial a los infractores. Foto: prensamercosur.com.

La mayoría de los cultivos de soja violan La Ley 3742 de Control de Productos Fitosanitarios, que en su artículo 68, inciso a,  “Sobre aplicación terrestre de agroquímicos”, establece la obligación de “una franja de protección de cien metros entre el área de tratamiento con productos fitosanitarios y todo asentamiento humano, centros educativos, centros y puestos de salud, templos, plazas y otros lugares de concurrencia pública para los plaguicidas de uso agrícola”. En caso de fumigaciones aéreas, la franja de protección es de 200 metros.

Asimismo, en el inciso c. de dicho artículo la ley dispone que “en casos de cultivos colindantes a caminos vecinales poblados, objeto de aplicación de productos fitosanitarios, se deberá contar con barreras vivas de protección con un ancho mínimo de cinco metros y una altura mínima de dos metros. En caso de no existir dicha barrera viva, se dejará una franja protección de cincuenta metros de distancia de caminos vecinales poblados para la aplicación de plaguicidas”.

Lea también: 

Imputan a campesinos por oponerse a fumigaciones ilegales

Campesinos hacen justicia por mano propia ante abuso de sojeros e inacción de autoridades

Abogado sostiene que la ley faculta a los campesinos a detener las fumigaciones ilegales


 

Comentarios

Publicá tu comentario