Ante intervención, Livieres pidió “protección” a la Virgen

Los enviados del Vaticano, para investigar las acusaciones contra la Diócesis de Ciudad del Este, llegaron al lugar. La institución está bajo el mando del cuestionado obispo Rogelio Livieres Plano, a quien se acusa de proteger a un cura denunciado por pedofilia, a un prófugo argentino por crímenes de lesa humanidad y malversación de fondos.

A tempranas horas, el Cardenal Santos y Castelló, enviado del Papa, celebró la Santa Eucaristía en la capilla del Obispado.

Livieres organizó una marcha y una vigilia para recibir al emisario. Tras la culminación de la misma, el monseñor presidió una misa donde renovó la Consagración a María Reina de la Paz.

Mons. Livieres señaló que es importante esta consagración, pidiendo su “protección”, “principalmente en estos momentos”:“Ahora que estamos en una situación calumniosa de parte de otros”, indicó, y dijo que “no debemos creer en todo lo que dice la prensa”.

“Lo que sucede es que el Señor ha puesto sus ojos sobre nosotros y envían personas de la Santa Sede para confirmarnos en la fe; proceso que durará unos meses, porque primero viene a recoger información y luego nos darán las indicaciones para nuestro bien y de nuestra Diócesis, por lo que debemos tener fe”, aseguró el Obispo.

 

Comentarios

Publicá tu comentario