Andreas Kisser: “Ahora no hay ninguna posibilidad de reunirnos”

Al frente de Sepultura, Andreas Kisser habló con E’a sobre la lejana posibilidad de volver a reunirse con sus antiguos compañeros de banda. En esta charla, el guitarrista habla tambiénsobre el cambio de baterista, Kairos, la responsabilidad que significa Sepultura, fútbol y su relación con Max Cavalera.

andreaskisser_Foto: Roque Martinez. El conflicto estalló a principios de 1997, justo cuando Sepultura se encontraba en el pico más alto de su carrera. IgorCavalera, Andreas Kissery Paulo Jr plantearon el cambio de manager en la banda a Max Cavalera, Gloria -esposa del cantante-, era quien se encargaba del manejo con todo lo relacionado a Sepultura. Max se opuso a despedir a su mujer y entonces decidió abandonar el barco. A partir de la salida del mayor de los Cavalera todo sería cuesta arriba para Sepultura (y para Max también). Igor también dijo adiós 10 años después, en 2006. Hoy, los miembros que quedan de aquella clásica formación están peleando contra muchos factores para que el nombre de la banda no quede en el olvido. Sepultura nunca la tuvo fácil.

La segunda visita

Los miembros de la banda llegaron a Asunción el mismo día del show en horas de la tarde, por eso no hubo tiempo de realizar conferencia de prensa ni ninguna de las entrevistas que se habían intentado pautar de antemano. Entonces, por recomendación de la persona responsable de prensa del show en Asunción, voy al hotel a probar suerte. Y la buena fortuna estuvo de mi lado. Tanto, que apenas ingreso al hotel donde la banda se encontraba hospedada, veo a Andreas Kisser salir del ascensor. Lo saludo, lo encaro y le pido unos minutos para realizar la nota. “Está complicado, estamos con el tiempo justo, me acaban de avisar que el show se adelantó”. Le aseguré que serían nada más que unos minutos. “Ok, ahora voy a cenar al bar del hotel. A las 20:45 vuelvo y hacemos la entrevista”. Un grande.

La primera vez que escuché a Sepultura fue durante una de esasya lejanas vacaciones familiares en Brasil. Era una noche de febrero de 1996, yo tenía 15 años yhacía tan sólo días acababa de ser editado “Roots”. Un vecino del barrio en donde nos hospedábamos puso entero el nuevo disco a un volumen altísimo, por no decir infernal. Apenas empezó a sonar aquello, salí a la calle, sentado en la vereda me sentí impactado escuchandoesos sonidos totalmente nuevos para mí. Sepultura fue la primera banda de metal que reventó mi cabeza. La música que salía de aquella casa cambiaría mi vida para siempre. En los días siguientes conseguí el disco y varias revistas de metal brasileras que explicaban el fenómeno Sepultura.A partir de ahí, me hago de todos de todos los discos, algún libro y varios VHS sobre la banda. Jamás me hubiese imaginado que 16 años después tendría 20 minutos de charla con uno de sus integrantes.

Y ahí estaba el bueno de Andreas, a las 20:43 lo veo subir las escaleras. En eso, también aparece el tour manager,que en un tono entre serioy amable le recuerda la hora al músico. Temí lo peor, pero Andreas demuestra que es un hombre de palabra. Asimismo, llegan dos personas más, ambos llevaban un presente para el guitarrista, le regalan una camiseta de la selecciónfirmada por Francisco Arce y una campera de Cerro. Andreas agradece el gesto y luego se predispone a contestar mis preguntas. Para romper el hielo justamente comienzo hablándole de fútbol. Le pregunto si además del DT de la selección conoce algo más del fútbol paraguayo. “Soy hincha del Sao Paulo, recuerdo partidos con Olimpia en los 90’s, era un clásico”. Le recuerdo el buen momento actual del fútbol brasilero, con 4 equipos de su país en cuartos de final de la Copa Libertadores. “Está muy bueno este momento para Brasil, los equipos se están preparando cada vez mejor para la Libertadores, que es el gran campeonato de América del Sur. Ahora creo que Santos lo gana de nuevo”.

Andreas Kisser, amenazante sobre el escenario en Asunción. Foto: Roque Martínez.

Andreas Kisser, amenazante sobre el escenario en Asunción.

Actualmente, Andreas Kisser es quien lleva la batuta en Sepultura, el guitarrista es el principal responsable de que la banda siga adelante en todos estos años.Y muy a pesar de todos los golpes recibidos a partir de la salida de Max, el presente de la banda es bastante alentador, Sepultura quiere recuperar el terreno perdido, “Kairos”, el último disco, tuvo muy buena recepción entre los fans y la prensa. “Estoy muy contento con el trabajo que venimos haciendo. ‘Kairos’ es un disco influenciado por Sepultura. Hay letras que hablan de nuestras familias, los amigos, los fanáticos, la prensa, las giras, los sellos, los managers, todo lo que forma parte de la historia de 27 años de Sepultura”, dice el talentoso guitarrista de la banda.

En este momento, Sepultura está embarcado en la gira presentación de “Kairos”, durante el mes de abril estuvieron girando por EE.UU y Canadá. Luego bajaron a Sudamérica, en Uruguay hicieron dos shows, antes de venir a Paraguay, de acá fuerona Brasil, donde tocarán en Sao Paulo y Rio este fin de semana, para después presentarseen importantes festivales de verano en Europa. “La gira de “Kairos” está excelente. Estamos muy contentos de estar acá, finalmente pudimos volver. Ya pasamos por Rusia y tocamos en lugares en donde nunca hemos tocado antes, como Siberia. En un par de semanas, vamos a tocar en Grecia, Francia y España. También tenemos una presentación en el “Rock in Rio” de Lisboa y en el “Wacken Festival” de Alemania. Entonces, es un momento muy positivo para el grupo. Estamos muy ocupados. Tenemos fechas hasta el final del año, y el disco es una parte muy importante de todo esto. Junto a Nuclear Blast venimos trabajando duro para que las cosas salgan bien. Ellos saben la historia de la banda, conocen el ‘bussines’y por nuestro lado, estamos muy contentos de estar en un sello con tanta historia”.

Kairos es un disco bastante oscuro y agresivo. Como buscando sintonía con todo eso, metieron “Just one fix” de Ministry, ¿Cómo fue para que versionen esta canción?

Ministry es una influencia muy fuerte para Sepultura, el cambio que tenemos de “Arise” a “Chaos A.D” pasa por Ministry. En 1992, hicimos una gira junto a Helmet y Ministry en EE.UU, y la influencia fue muy grande. Cuando hablamos de Sepultura, Ministry forma parte de nuestra historia, por eso el cover no es un bonus track, sino que forma parte del disco. En contrapartida, tenemos también el cover de The Prodigy, que no es un grupo tan influyente para Sepultura, pero ellos sí tienen influencia del heavy, el punk y el hardcore. Nos gusta mucho The Prodigy, principalmente en vivo. Son dos bandas diferentes que, sin embargo, tienen un sonido de la misma galaxia. Ambas forman parte del mundo de Sepultura.

Tras grabar el disco y luego de algunos shows, se fue Jean Dolabella, ¿cómo fue todo aquello?

Cambiamos de baterista en el medio de todo eso, tras cinco años con nosotros, Jean Dolabella partió del grupo en noviembre pasadopara enfocarse en sus propios proyectos. Ahora estamos con Eloy Casagrande, que es un músico excepcional, tiene apenas 21 años, es joven pero tiene mucha experiencia. A pesar del cambio estamos muy bien, porque Eloy trajo mucha energía joven.

Es realmente muy joven, cuando ustedes estaban girando por el mundo presentando “Arise” en 1991, él nacía por esos días..

Es así, Casagrande empezó a tocar a los 7 años. En 2006ganó un concurso llamado “Modern drummer undiscovered”,con apenas 15 años. Están funcionando muy bien las cosas con Eloy.

Y con respecto a Derrick, ya lleva 6 discos con ustedes. ¿Ya forma parte de la familia  Sepultura?

Hace mucho tiempo que Derrick está con nosotros. Logró muchas cosas en Sepultura. Es un cantante con mucha confianza, trae muchas ideas a la banda, es un chico que siempre busca libros y documentarse sobre diferentes temas, es muy interesante trabajar con él. Derrick es el más Sepultura que todos.

Sepultura circa 1991.

Cuando Max estaba en la banda, a la hora de tocar te apoyabas mucho en su guitarra. Teniendo en cuenta que nunca sumaron un guitarrista más ¿cómo hacen con Paulo para mantener el sonido brutal en los shows?

En los últimos tiempos que Max estuvo en el grupo, en los años de “Chaos A.D” y “Roots”, él ya no tocaba tanto la guitarra. Max estaba más interesado y enfocado con su presencia sobre el escenario o con las letras. Entonces, se puede decir que Sepultura siempre fue un trío, con Max haciendo mucho barullo en el frente, más concentrado con su vozy con su manera característica de cantar, que es muy fuerte y muy carismática. Por eso el cambio no fue tan brutal. Igor, Paulo y yo ya estábamos muy acostumbrados a hacer el sonido de Sepultura. Entonces, creo que tuvimos más espacio para hacer más cosas, principalmente Paulo, que desde ahí pudo tocar mucho más. Ahora Derrick también está haciendo más percusión, empezó a tocar guitarra, pero no tiene la escuela del thrash metal, no puede tocar las partes más rápidas.Entonces, eligió quedarse con la percusión y también quedar más enfocado con la parte vocal y la presencia sobre el escenario. Fue una adaptación, pero no tan brutal como sucedería con Dave Mustaine, por ejemplo, que si toca solos y si son dos guitarristas haciendo el trabajo en Megadeth. Max complementaba con la guitarra, pero no estaba tan conectado con lo que hacía.

Sepultura siempre fue un referente para las bandas de metal a nivel mundial, pero muy especialmente para la escena latinoamericana. ¿Cómo sentís todo eso en este momento?

Es un sentimiento que empezó cuando salió “Beneath the remains”, los primeros países a los que fuimos a tocar con Sepultura fueron México, Argentina, Chile y Venezuela. Nos dimos cuenta que los locales sentían como Sepultura fuera de su propio país, porque la latinidad de esa escena era muy fuerte. Es un sentimiento muy especial que nos sirve como motivación para hablar de las cosas de Brasil y de Sudamérica. Luego de vivir 10 años afuera, ahora vivimos en Brasil de nuevo, hacemos todos nuestros trabajos en Brasil, quedamos en casa. Brasil está con nosotros y es muy bueno sentir que los latinos, que los portuñoles estamos juntos en esto. Es un sentimiento muy fuerte y especial.

Sos el responsable de que Sepultura siga adelante, ¿es una responsabilidad muy grande para vos?

Si no hay responsabilidad, no hay desafíos. Por supuesto que Sepultura es una responsabilidad muy grande, pero también es una cosa muy saludable para todos nosotros. Son desafíos que surgen día a día para mantener a Sepultura vivo y fuerte. Eso es fantástico. Todavía no perdí mis pelos. Es difícil teniendo tres hijos y esposa, pero esto es lo que amo, ¿no? Tocar con Sepultura y viajar. Soy músico y esta es mi vida.

En declaraciones a la prensa, Max siempre deja una ventana abierta sobre la posibilidad de que se vuelvan a reunir. Evidentemente, a ustedes no les importa el dinero ni nada de eso, sino ya lo hubieran hecho. ¿Hay una posibilidad real de que vuelvan a reunirse?

La única posibilidad de juntarnosexiste porque estamos vivos. No estamos trabajando en eso, nosotros estamos con Sepultura, Max está con Soulfly y Cavalera Conspirancy, Igor está muy feliz también con Mixhell y haciendo otras cosas. Entonces, ahora no hay ninguna posibilidad de reunirnos. Estamos muy contentos en donde estamos ahora. Ellos eligieron salir de la banda hace mucho tiempo atrás, fue una decisión de ellos. Es muy raro que Max continúe hablando de cosas de Sepultura, él sigue tocando mucho de Sepultura en sus shows, cosa que está bien, porque él fue parte de Sepultura. Nosotros estamos aquí, él está allí. Estamos en caminos distintos, y está bien así.

¿Tenés contacto con Max?

Sí, hace dos años atrás abrimos una ventana de comunicación después de tocar en el mismo festival en Alemania. Hablamos aquella vez y hablamos por teléfono. Yo tengo un contacto directo con Gloria y mi mujer se contacta con sus hijos a través de Facebook. La relación está tranquila, creo que eso es muy bueno y saludable, pero eso no significa que vayamos a trabajar juntos. Esto es otra cosa.

¿Qué podemos esperar del futuro de Sepultura?

Creo que el próximo año estaremos trabajando en un nuevo disco, estamos muy contentos con Casagrande en el grupo, él está haciendo un trabajo magnífico, ahora estamos con ganas de hacer una nueva cosa con él. Ya tenemos nuevas ideas para hacer, pero todavía es muy temprano. Tenemos conciertos con “Kairos” hasta el final del año, pero empezando el año que viene vamos a estar preparando ya material nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario