Analistas sostienen que el Frente Guasu hizo “una apuesta muy arriesgada”

El Frente Guasu se jugará con Fernando Lugo hasta el final. Pero no tiene posibilidad alguna de habilitarlo como candidato presidencial. Así lo entienden los analistas políticos Marcos Cáceres y Alfredo Boccia.

El Frente Guasu (FG), de ser el mejor posicionado, con una candidatura popular, sufrió un duro golpe, sostiene Boccia, historiador y analista político.  Ahora, el proceso político electoral se  dirige a la recreación de un “extraño bipartidismo”, señala el analista.

“Nuestro bipartidismo es lo más extraño, porque en otros países se sustenta en la alternancia, una vez un partido, otra vez otro, pero en el nuestro se  sostiene en la absoluta hegemonía del Partido Colorado”.

Marcos Cáceres, periodista especializado en temas políticos y legislativos,  entiende por su parte que esta agrupación irá con Lugo hasta el final porque ya no tiene – o tal vez nunca pudo o lo quiso- potenciar una figura de recambio.

Para Cáceres, en el horizonte no se avizora un bipartidismo, sino una hegemonía del Partido Colorado.

Fuente: abc.com.py

Fuente: abc.com.py

Aunque el FG pretendió dejar en claro que la alianza con el gobierno de Horacio Cartes era coyuntural, “tanto sus adversarios de la izquierda como los sectores de derecha aprovecharon para darle con todo”, esgrime Cáceres.

Tanto Cáceres como Boccia entienden que el FG se jugó con todo en una “apuesta muy arriesgada”. “Creo que apostaron fuerte y les salió mal. Sin embargo, dado el escenario que había era presumible que aún si salía la enmienda iba a tener que cargar con un costo político muy alto”, asume Cáceres

Ninguno de los dos analistas dan chance alguna a la habilitación de la candidatura de Lugo. “Los tres poderes en manos del Partido Colorado…”, recuerda Boccia, en relación con la hipótesis del Frente Guasu de que Lugo está habilitado constitucionalmente porque no es un presidente en ejercicio. Una hipótesis que dificílmente se pueda refrendar en la Corte Suprema de Justicia.

-Por qué la relación tan carnal del FG con Lugo

“Lugo es al Frente Guasu como aquel equipo del Santos a Pelé”, responde Alfredo Boccia. “Los liderazgos no se inventan. El carisma de Lugo es desbordante”, añade.

Al principio del gobierno de Cartes, hubo un intento de posicionar, en una parte del Frente Guasu, la figura de Esperanza Martínez, recuerda Cáceres. Pero ahora, en este contexto, ya no hay tiempo, y aun si se quisiera, con la candidatura de Esperanza Martínez ya habría pocas chances de pelear un espacio electoral determinante.

Luego de los golpes y contra golpes, con refuerzo de ese “extraño bi partidismo”, Alfredo Boccia cree que, sin “profunda autocrítica”, las fuerzas electorales denominadas progresistas pueden terminar en espacios testimoniales, como antes.  “La izquierda en especial”

El Frente Guasu en soledad

Cáceres cree que luego de todo lo ocurrido es muy difícil que el Frente Guasu acuerde, por ejemplo, sobre una candidatura presidencial alternativa, como la Mario Ferreiro. Mucho menos sobre la figura de Efraín Alegre. “Seguirán con la candidatura de Lugo hasta el final. Creo que ya no tienen tiempo para plantear un candidato alternativo. No los veo apoyando la candidatura de Mario Ferreiro y mucho menos la de Efraín Alegre. Si surge otra candidatura aglutinadora puede ser. Sin embargo, creo que apostarán hasta donde puedan con la candidatura de Lugo”, afirma. Sin Lugo como candidato, pero con su figura en el proselitismo, “el Frente Guasu puede aspirar a conservar el número de legisladores que tiene actualmente”.

Boccia entiende que las demandas populares buscarán, aún por encima de las estructuras políticas partidarias actuales, nuevas expresiones  articuladoras de izquierda. Aunque ciertas tendencias de nuestra gente de desconectar la demanda material con la participación electoral lo vuelve un observador escéptico.

 

Comentarios

Publicá tu comentario