Álvaro Uribe y el narcotráfico

En un artículo publicado en el diario Página 12 de Argentina, titulado el “El espejo de Uribe” y firmado por el politólogo Atilio Boron, el autor hace una rápida lectura de los temas que motivaron la convocatoria a una reunión extraordinaria entre los líderes de Unasur: el golpe de Estado en Honduras y la instalación de tropas norteamericanas en bases militares colombianas, bajo el pretexto de luchar contra el narcotráfico. Puede que esto último sea cierto, pero tampoco debe ser descartada de antemano la posibilidad de que se trate de un estudio de campo a fin de ejercer el control territorial de la zona, principalmente sobre sus recursos clave, pues hay que tener en cuenta que la economía norteamericana mantiene un ritmo de producción muy superior a su capacidad interna de generar materia prima para la industria. La guerra con países petroleros y las expediciones militares en zonas con recursos naturales abundantes (no debe olvidarse su paso por el Paraguay) no es un dato menor ni producto de la casualidad.
Pero lo especialmente importante del artículo es el aporte de un dato muy poco difundido y que explicaría la docilidad de Uribe respecto a la injerencia de los EE.UU. en el territorio de su país. Según el periodista argentino, los norteamericanos manejan información que vincula a Uribe con actividades relacionadas al narcotráfico y los crímenes cometidos por los paramilitares. Al respecto afirma que:
“En 2004, el Archivo Federal de Seguridad de Estados Unidos dio a conocer un documento producido en 1991 en el que se acusa al por entonces senador Álvaro Uribe Vélez de ser uno de los principales narcotraficantes de Colombia, referenciado como el hombre número 82 en un listado, cuyo puesto 79 ocupaba Pablo Escobar Gaviria, capo del cartel de Medellín. El informe, que puede leerse en http://www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/dia910923.pdf, asegura que el hoy presidente colombiano ‘se dedicó a colaborar con el cartel de Medellín en los más altos niveles del gobierno. Uribe estaba vinculado a un negocio involucrado en el tráfico de narcóticos en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por su conexión con los narcos. Uribe trabajó para el cartel de Medellín y es un estrecho amigo personal de Pablo Escobar Gaviria …(y) fue uno de los políticos que desde el Senado atacó toda forma de tratado de extradición’” (Atilio Boron. El espejo de Uribe. Página 12, 2009-08-28).
En el caso de que estos datos sean fidedignos, y al parecer existen suficientes indicios para sostener que efectivamente lo son, esa dependencia anula cualquier margen de que Uribe actúe en beneficio del pueblo colombiano y que las tropas extranjeras estén allí para garantizar la paz de una población golpeada por la guerra civil, los cárteles del narcotráfico, el espionaje gubernamental a políticos opositores y periodistas, y las fuerzas paramilitares que se encargan de investigar a ciudadanos sospechosos de colaborar con las FARC. Esto explicaría, por otro lado, la obsesión del Presidente colombiano de ser reelegido nuevamente, con la ventaja de estar respaldado por el aparato mediático, teniendo en cuenta los vínculos de importantes integrantes de su gobierno con la cúpula dirigencial de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Particularmente he conversado con algunos ciudadanos colombianos que se autoexiliaron por no soportar la fuerte presión que ejerce el gobierno hacia las voces opositoras, pues expresar el más mínimo desacuerdo implica ser acusado de guerrillero o de colaborar con el terrorismo. Ante estas sospechas uno puede ser detenido al margen de todo procedimiento legal, lo que más o menos equivale a la vigencia de un verdadero Estado policiaco.
Finalmente, no estoy a favor ni mucho menos defiendo la reivindicación por la vía de las armas de cualesquiera principios políticos. Sólo he querido llamar la atención sobre estos aspectos curiosamente poco difundidos de una de las figuras políticas latinoamericanas más promocionadas por la prensa.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.