Alter Vida califica de ilegal resolución del MAG sobre algodón transgénico

La misma viola leyes nacionales y protocolos internacionales.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería aprobó el lunes la liberación comercial de  la semilla transgénica del algodón conocida como el evento MON531 (Algodón Bollgard- BT) a la empresa Monsanto Paraguay S.A.

La organización ambiental Alter Vida sostiene que el algodón BT (Algodón Bollgard- BT) promueve un modelo agrícola que esclaviza a los agricultores a un paquete tecnológico compuesto por semillas patentadas y alto uso de insumos agrícolas. El algodón transgénico ha sido promocionado por la Monsanto como el cultivo transgénico más exitoso, especialmente en países del Tercer Mundo.

La introducción de estas nuevas variedades de algodón transgénicos, no resuelve el problema de plagas, debido a que estas son el resultado de malas prácticas agrícolas: monocultivos intensivos, alta carga de plaguicidas y fertilizantes sintéticos, sin rotación, sin descansos de los suelos. Refiere el pronunciamiento de Alter Vida.

La resolución del Ministerio de Agricultura y Ganadería aprobó el comercio de algodón transgénico sin tener en cuenta las leyes nacionales y compromisos asumidos internacionalmente por el Paraguay

A los posibles efectos nocivos sobre la calidad de vida de la población rural, los riesgos para la salud humana, la seguridad alimentaria y los daños a la biodiversidad, se suma que la tecnología de cultivo transgénico es más costosa que el cultivo del algodón convencional.  Por lo que el algodón transgénico beneficia solamente a la MONSANTO y a algunas empresas de semillas con intereses de lucro, sin medir las consecuencias socioambientales.

Según Alter Vida no se cuenta con un dictamen de la Secretaría del Ambiente- SEAM en  referencia a los posibles impactos en el Ambiente ni tampoco por parte del Ministerio de  Salud Publica y Bienestar Social.  La organización acusa al MAG de aprobar la resolución de comercio algodón transgénico de forma ilegal, extralimitándose en sus funciones e incumpliendo varias disposiciones legales nacionales e internacionales relacionadas a productos transgénicos.

Como la ley 294/93 que establece la obligatoriedad de un estudio de impacto ambiental, Para obtención de autorizaciones de otros organismos públicos y el protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología del Convenio sobre la Diversidad Biológica ratificado por Paraguay, en su artículo 2, apartado 2. Las Partes velarán por que el desarrollo, la manipulación, el transporte, la utilización, la transferencia y la liberación de cualesquiera organismos vivos modificados se realicen de forma que se eviten o se reduzcan los riesgos para la diversidad biológica, teniendo también en cuenta los riesgos para la salud humana.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.