Alientan a la ciudadanía a debatir sobre el derecho a la comunicación

Así expresó Rubén Ayala de la red de radios comunitarias Voces Paraguay.  Advirtió que la propiedad de medios en manos de un grupo de empresarios daña la pluralidad de la comunicación. También la calidad de la democracia.  

Rubén Ayala. Foto: gentileza del entrevista

En esta breve entrevista, Ayala se refiere al III Foro por una Comunicación Democrática que se realiza mañana en el exseminario metropolitano de Asunción, a partir de las 8:00. En el marco de los preparativos de este foro, que organiza la Iniciativa por la Democratización de la Información (Demoinfo), el comunicador adelantó algunos temas que serán debatidos.

Calificó a la actual Ley 642 de Telecomunicaciones como obsoleta. Dijo que tiene un contenido mercantil, y no de derecho. Alentó a la sociedad a debatir el derecho a la comunicación. Y opinó que la población paraguaya tiene na baja conciencia de la importancia de la comunicación.

Pregunta: ¿Cuál es el principal obstáculo para la democratización de la comunicación en paraguay?

Rubén Ayala: El principal obstáculo considero es el mismo marco jurídico que tenemos en nuestro país. En primer lugar, porque ya es obsoleta, la Ley 642 de Telecomunicaciones es del año 1995. En segundo lugar porque esta ley no tiene un enfoque de derecho, sino toma a la comunicación como mercancía que se vende al mejor postor.

A más del marco jurídico, que como sociedad debemos debatirlo a fondo, están los aspectos económicos, políticos y hasta ideológicos que a veces, sobre todo en nuestro país, está por sobre la misma Ley. Es decir, desde el nombramiento por parte del Poder Ejecutivo del directorio de Comisión Nacional de Telecomunicaciones, ente aplicador de la Ley, que quita independencia política de los gobiernos de turnos, hasta el otorgamiento de frecuencias que está en muchos casos directamente vinculados a presiones políticas y económicas. La influencia política y económica hace que los medios sean acaparados por grupos políticos y empresariales afines al gobierno de turno. Esto finalmente hace que se  construya un oligopolio de medios donde 3 a 5 empresarios son dueños absolutos de toda la producción de información, contenido y entretenimiento. Esto conlleva la uniformidad de los mensajes  y la construcción de imaginarios colectivos afines a los intereses económicos, políticos y hasta religiosos. Nada más dañino a la cultura democrática de un país que se precie de vivir en democracia.

En Paraguay hoy día amplios sectores de la sociedad se encuentran excluidos del proceso comunicativo. La progresiva concentración de la propiedad de medios de comunicación les ha generado todavía mayores dificultades para acceder al debate público, el gran monopolio de la palabra ha privatizado el derecho fundamental a la comunicación. Esta situación afecta profundamente nuestra práctica democrática,  por un lado, al cercenar la libertad de expresión de los sectores tradicionalmente excluidos, y por otro, privando a la sociedad entera de conocer los intereses, las necesidades y propuestas de quienes no han tenido la posibilidad de acceder en igualdad de condiciones al debate democrático. Esta es una postura de la misma  relatoría Especial de la CIDH en un Informe sobre Paraguay en donde concluye que: el efecto de este fenómeno de exclusión es similar al efecto que produce la censura: el silencio

A partir de esto es que también sostenemos como VOCES Paraguay que los medios comunitarios, populares, alternativos y educativos  cobran una importancia aún más relevante en nuestro país, reforzando en los Estados democráticos la obligación de defender y promover el acceso a la información de manera más equitativa. Precisamente, las radios comunitarias promueven la cultura nacional, el desarrollo y la educación de las comunidades abriendo canales de participación social y acelerando procesos de inclusión de sectores marginados por los medios de comunicación de masa, regidos principalmente por las exigencias del mercado.

P: El objetivo del Foro de mañana es iniciar una articulación de organizaciones en torno a la democratización de la comunicación. ¿Cómo abordarán este trabajo?

R. A. : El principal objetivo del foro “Integrarnos desde la comunicación” o “Comunicación ñanembojoaju” es el de iniciar el  necesario proceso de debate en nuestro país sobre el derecho a la comunicación y la democratización de los medios. Y esto tiene que ver con todos los sectores de la sociedad que necesita expresarse o que se ven afectados por la forma o el contenido del tratamiento de la información por parte de los medios- Y aquí entran mujeres, niños,  campesinos, indígenas, músicos, artistas, cineastas, documentalistas, audiovisualistas en general,  medios alternativos digitales, radios  y televisión comunitarias, en fin todos los sectores de la población que en muchos casos son estigmatizados por los medios o sencillamente maltratados o desconocidos en su integridad y derecho, como el caso de los niños, por ejemplo, que hoy día son las víctimas más lamentables del bombardeo de los medios en términos de violencia, consumismo, sexo procaz y otras formas de dependencia o adicciones dañinas para la salud mental y física.

A esto debemos sumar nuestra condición de usuarios de por ejemplo las nuevas tecnologías como el internet o la telefonía móvil. En la primera es un derecho hasta ahora no otorgado a la población Paraguaya, en las condiciones y medidas necesarias. El acceso en Paraguay a internet no pasa el 22% y está concentrado en centros urbanos y sectores con mayor capacidad económica. Y en pleno siglo XXI no podemos no decir que el acceso a las nuevas tecnologías es un derecho a la información y contenido al que toda la población debe acceder e igualdad de oportunidades.

P: ¿Cuál es el nivel de conciencia de la ciudadanía sobre la importancia de la comunicación para la construcción democrática? 

R.A.: Lamentablemente el nivel de conciencia de la población sobre el derecho a la comunicación es un muy pobre en nuestro país. Esto seguramente porque existen demasiadas necesidades urgentes por que luchar y exigir, como el derecho a la tierra,  la vivienda, la alimentación,  la salud,  la educación, el trabajo, etc. etc.  Pero, es un debate necesario del que toda la ciudadanía debe participar, porque consiente o inconscientemente las comunicaciones determinan un poco lo que somos como país, y nos ayudan -o en otro caso manipulan- modelos de sociedad y formas de relacionamiento social y político.

Esperamos que con estos debates que venimos haciendo tanto como VOCES Paraguay, como en esta instancia que denominamos “Iniciativa por la democratización de la comunicación”  podamos ir creando conciencia sobre la necesidad de la diversidad y la pluralidad de ideas, contenidos y propiedad de medios condiciones fundamentales para la consolidación de nuestra democracia.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.