Algunos nombres detrás del fabuloso negocio de la nicotina

Muchas personalidades de encumbrados status, que poseen incalculables fortunas e influencia en el ámbito político, supieron beneficiarse del negocio del tabaco. Es el caso de las familias Bo y Napout en la década del 70; ya en los 80 se suman los Domínguez Dibb. Sólo por citar a los más conocidos. Hoy suena otro nombre: Horacio Cartes; él, como los otros, tiene la misma misión: mantener los privilegios que posibilitan que la industria tabacalera sea una de las más protegidas y rentables del Paraguay.

Para ello es necesaria la inestimable ayuda de la clase política. En este sentido, en los últimos días los pasillos del Congreso se vieron atestados de representantes de empresas tabacaleras, quienes hacían intenso lobby por las modificaciones de la Ley de Tabaco. Algunos legisladores detractores de aquellas modificaciones apuntaron al empresario Horacio Cartes como el principal mentor de las modificaciones aprobadas el jueves pasado. El diputado colorado Cándido Aguilera declaró públicamente que Cartes repartió miles de dólares a los diputados que acompañaron a la iniciativa pro tabaco.

La figura de Cartes ha crecido meteóricamente en los últimos años, fruto de sus inversiones en el ámbito deportivo, las bebidas, el fútbol y por supuesto el tabaco. Referentes del Partido Colorado centraron su atención en este misterioso hombre de negocios. Finalmente Juan Carlos Galaverna fue el encargado de insertar a Cartes en la arena política con miras a las elecciones del 2013. Sin embargo el estatuto partidario actual impide la candidatura del empresario, pues todavía no alcanzó los diez años de afiliación.

Cartes, con su incalculable poderío económico, intenta domesticar al coloradismo, tal como en su momento lo había hecho el también empresario Juan Carlos Wasmosy. Varios sectores internos sumaron su apoyo al multimillonario dirigente de fútbol. Actualmente realiza giras políticas en el interior con discursos conciliadores, resaltando su compromiso desinteresado con la ANR y la necesidad de reunificar de fondo y forma del Partido Colorado.

Comentarios

Publicá tu comentario