“Algunos están preocupados por perder clases, nosotros de perder nuestras vidas”

Por María José Lacarruba

El mayor enemigo en la frontera es el pensamiento. En Pedro Juan Caballero la diaria paranoia instalada por la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC) acecha a los ciudadanos. Una población temerosa de un enemigo que se encuentra entre ellos, pero a la vez no está. En su afán de descrédito, las fuerzas que buscan detener el cambio intentan asociar a los estudiantes organizados con el fantasmagórico Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Estudiantes de la filial de Pedro Juan Caballero llegaron a la capital para contar su historia. Daisy Orzuza, estudiante de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), nos relata lo ocurrido en la casa de estudios de esa zona del país.

–¿Cómo se fue dando la organización estudiantil en la filial de Pedro Juan Caballero?

–La indignación del alumnado empezó el año pasado. Se presentaron varias irregularidades en nuestra filial, entre alumnos y varios docentes se presentó una denuncia al decano y vicedecano sobre varias situaciones.

Por ejemplo, el campo experimental que se utiliza con fines privados, donde se cosecha y vende aproximadamente sesenta hectáreas de soja. Supuestamente el dinero recaudado va a una cooperativa llamada Héroes del Chaco. La misma funciona en el quincho de la facultad, nadie sabe lo que se hace con ese dinero. La cooperativa en sí es un absurdo. Tiene como dos por tres metros y funciona dentro del quincho, parece un baño realmente.

También se da el caso donde director y también algunos profesores organizaron una rifa para comprar un colectivo. Se recaudaron 36 millones de guaraníes del bolsillo del alumnado. Este dinero simplemente despareció, tendría que estar en la cooperativa, pero hasta el día de hoy no existe el colectivo y tampoco una rendición de cuentas. La cancha de la facultad también se suele alquilar y de vuelta todo el dinero va a parar a la cooperativa.

Todas estas denuncias las presentamos en marzo del año pasado al decano y vicedecano. Se hicieron varias reuniones con los profesores y alumnos, salieron a luz muchas suciedades. Parecía que se iban a solucionar los problemas, pero al final arreglaron todo entre ellos y nunca dieron una respuesta al alumnado.

La indignación se quedó entre los estudiantes. Hasta que explotó el tema de “#UNAnosecalla”. A nosotros nos pareció la oportunidad perfecta de exigir nuestros derechos. Se llevaron a asamblea dos puntos: la renuncia del decano y vicedecano y la solución de las irregularidades que ya mencioné. Por mayoría se decidió el pedido de renuncia y por unanimidad la rendición de cuentas de la institución.

A raíz de esto se fueron dando varias clases de amedrentamiento. Varios mensajes de texto hasta del propio vicedecano anunciando que van a fusilar a sus alumnos. El caso más grave sucedió el día que se levantó la vigilia. El propio director, que a su vez es candidato a concejal por el Partido Colorado, José Quintos Paredes, mandó llamar a una turba de seccionaleros. Los alumnos les vieron portando armas. Aproximadamente quince hombres entraron de forma violenta para escoltar al director, incitando a la violencia, intentando que se produzca una suerte de guerra entre el alumnado.

Sin embargo, se está consciente que la manifestación es pacífica. Nadie reaccionó, pero nos quedamos todos asustados. Fuimos a la comisaría a denunciar estos hechos. De ida a la comisaría nos comenzaron a seguir unos vehículos extraños. Hasta el día de hoy ocurre esto. Hasta rondan las casas de los manifestantes.

En esa misma noche el director levantó contra nosotros una denuncia por perturbación a la paz pública. Aquella denuncia no corrió por falta de evidencia y tenemos conocimiento que el mismo está siendo sumariado por presentar una falsa denuncia.

Se levantó la vigilia esperando la intervención del Ministerio Público. Durante diez días custodiamos la sede por 24 horas durmiendo, comiendo, viviendo en la facultad. Vivimos de donaciones de personas de buen corazón. Durante esos días hicieron de todo, de todo, contra nosotros. Intentaron ingresar a la facultad en horas de la madrugada, nos llamaban a amenazar, pincharon los teléfonos para escuchar nuestras conversaciones. Hasta intentaron plantarnos drogas, tuvimos que recurrir a la policía antinarcóticos para que hagan un rastrillaje para que ellos no nos incriminen a nosotros por narcotráfico.

Finalmente luego de diez días el Ministerio Público intervino, se llevaron todas las evidencias. Al retirarse los fiscales. Luego que se retiraran los fiscales algunos compañeros ligados a la dirección y al decanato nos atropellaron en conjunto con profesores. Rompieron nuestros carteles y nos amenazaron con nunca ver nuestros títulos, que ya estábamos aplazados en sus materias, insultos y palabras que no vale la pena repetir.

Tomamos una decisión en conjunto: venir a Asunción. Dar la voz, la cara, queremos contar nuestra historia. Decir que allá en Pedro Juan Caballero por mayoría de votos queremos la renuncia del decano y el vice. Vemos que los compañeros se están solidarizando. Hoy estamos muy fuertes, vamos a seguir tomando medidas en forma de protesta. Desde Pedro Juan Caballero podemos decir que son personas no gratas, tenemos un repudio enorme a las cosas que nos han hecho, las falencias las amenazas mentiras que han dicho y así estamos fuertes firmes y no vamos a volver a nuestra ciudad hasta lograrlo.

–¿Se intentó relacionar la lucha de los estudiantes con el grupo terrorista del EPP?

Los alumnos no tenemos nada que ver con esas organizaciones criminales. La prensa amarillista ya intentó involucrarnos diciendo que somos del EPP, que estábamos alcoholizados, denuncias que se lanzaron al aire a la opinión pública, pero nunca se pudieron constatar. Incluso estábamos las 24 horas al día rodeados por los policías antimotines. Ellos más que nadie son testigos que nada de estas acusaciones son ciertas.

–¿Qué tal fue la llegada a Asunción y más aún con las grandes marchas que se dieron?

–Fue totalmente motivador. Acá en la casa matriz tenemos una libertad que no gozamos allá. Nos sentimos acogidos, protegidos, podemos contar lo que está pasando.

No podíamos decir nada. Yo en lo personal tengo diez denuncias en mi contra por calumnia y difamación, denuncias que no se pudieron desarrollar porque todo lo que estoy diciendo y contando es verdad. Eso no me intimidó hasta el día de hoy. Cuatro veces ya se presentaron con la escribana para hacernos presentar la orden judicial de amparo, pero no se pudo llevar a cabo.

Acá recibimos el apoyo de todas las facultades, inclusive de otras carreras que nos dicen que nos apoyan. Algunos están preocupados por perder clases, nosotros de perder nuestras vidas.

Foto: Gentileza

Comentarios

6Comentarios

  • Avatar
    Masajes eroticos Madrid
    9 diciembre, 2015

    It’s great that you are getting thoughts from this paragraph as well as from our discussion made at this time.

  • Avatar
    presupuesto de reformas online
    21 diciembre, 2015

    Me gusta mucho el interiorismo y la moda en el hogar, me ha gustado mucho este foro y espero poder auxiliar con ustedes novedades y curiosidades de este mercado.
    more info presupuesto de reformas online

  • Avatar

    I simply couldn’t depart your site prior to suggesting that
    I really enjoyed the usual information a person supply for your visitors?
    Is going to be back steadily in order to check out new posts

  • Avatar
    biolage
    22 diciembre, 2015

    I am curious to find out what blog system you’re utilizing?
    I’m experiencing some small security issues with my latest website and I’d like to find something more risk-free.
    Do you have any recommendations?

  • Avatar
    traductor jurado
    20 enero, 2016

    traductor jurado –
    What a data of un-ambiguity and preserveness of precious familiarity regarding unexpected emotions.

  • Avatar
    Carlos
    11 mayo, 2016

    Great article, congrats.

Publicá tu comentario