Algunas preguntas para el fiscal Jalil Rachid

La investigación oficial sobre la matanza en Curuguaty que realiza la Fiscalía General del Estado, encabezada por el fiscal Jalil Rachid, desecha llamativamente algunas pistas, preguntas e hipótesis que podrían descubrir otras caras de lo sucedido aquel 15 de junio. 

 

Jalil Rachid. Fuente: paraguay.com

Rachid -hijo del ex senador y dirigente colorado Bader Rachid Lichi, amigo y correligionario del desaparecido Blas N. y de su familia- es un joven fiscal que lleva adelante la investigación sobre los sucesos ocurridos en las tierras de Marina Cue, cuyo saldo dejó 17 muertos y un gobierno depuesto posteriormente por un golpe parlamentario.

Rachid da informes periódicos a los medios de comunicación sobre su trabajo desde aquel fatídico 15 de junio. De estos informes, leídos por cualquier lector interesado en lo que habría pasado aquel día, se desprende que el fiscal sigue sólo algunas pistas y desecha completamente otras. No sabríamos decir por qué omite estas otras, tal vez carezca de imaginación. Sí podemos decir que en toda investigación no pueden ser dejadas de lado ninguna pista que pudiera llevar hacia los responsables morales y materiales de los 17 asesinatos.

También podemos, desde estas lineas, plantearle algunas preguntas referidas a su trabajo ya hecho, y a algunos trabajos que podría abordar. Estas son mis preguntas para el fiscal Jalil Rachid:

¿Por qué se plantea solamente la hipótesis de que los campesinos ocupantes de las tierras en litigio habrían sido los responsables morales y materiales del hecho que desencadenó la matanza? ¿No cabría plantearse la hipótesis de que los policías o sus jefes o la fiscala interviniente pudieron también ser los responsables?

La Fiscalía anunció, inmediatamente después de la masacre, que en 15 días iban a estar los informes de pericia balística y forense ¿Porqué hasta ahora no se dan a conocer, ya que estos resultados determinarían con exactitud los tipos de proyectiles con los que fueron muertos los policías?

¿Por qué no sigue la hipótesis de que la mayoría  de los 11 campesinos asesinados podrían haber sido asesinados, no durante la balacera, sino inmediatametne después de terminada la balacera?

La matanza de Curuguaty tuvo como consecuencia directa la deposición del gobierno de Fernando Lugo ¿Cuál es el motivo para que no se plantee ni siga la hipótesis válida de que la matanza fue fruto de un complot político, a partir de vínculos políticos-policiales del actual régimen de facto?

¿Por qué no sigue la pista probable, como muchas otras, de que los jefes mayores e intermedios de la policía y la fiscala interviniente en el caso ocupación de Marina Cue manejaban informaciones certeras de las consecuencias mortales que traería un eventual desalojo violento de los campesinos del lugar, pero que igual ejecutaron el desalojo?

¿Por qué no investigan los actos previos a la masacre de la familia de Blas N. y del diputado Óscar Tuma, puesto que la primera fue y es la primera interesada en el desalojo de unas tierras que supuestamente les pertenece, y el segundo pidió el desalojo de los campesinos semanas antes de lo ocurrido?

Son solo preguntas para el fiscal Jalil Rachid.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario