Al que madruga, Dios…

A inicio del primer tiempo, Argentina se ganó su pase a semifinales. Pintaba para más el juego con Bélgica, pero…

Por Julio Benegas. 

En la primera jugada importante del partido, Messi recupera una pelota en el medio, firuletea, aglutina marcadores, se deshace de ellos y lanza la pelota hacia al área. Defensa mal parada. De rebote la pelota le queda a media altura de un Higuain concentradísimo. Un golpe fulminante. Ese golpe define todo el partido: La disposición de Bélgica y la de Argentina. De una Argentina que, de contragolpe, tuvo en sus pies la posibilidad de aumentar el marcador. De una Bélgica que, en el transcurso del partido, no pudo penetrar con lucidez la defensa argentina. La historia se repite con rostros nuevos. En esta instancia, en 1986, con Maradona, Argentina dejaba atrás, en la semifinal, a la Bélgica de Enzo Scifo  .

28 años después, Bélgica, con un jugador muy parecido a Scifo (Marouane Fellaini), se encontraría con la selección de Messi. Con Messi jugando casi en la misma posición de Maradona, de medio medio para adelante. Es una posición perfecta para un equipo sin muchas luces. Un equipo que, contra toda lógica (futbolística), ha dejado afuera a Carlos Tévez. En el segundo tiempo, desde esa posición, de un arranque perruno (recatado del monólogo “Messi es un perro”) vendría la habilitación maradoniana, por encima de la defensa. La mejor jugada del segundo tiempo. Di María, que lo resuelve (luego de su clásico enganche), con un disparo sucio, queda lesionado.

Ya en los tramos finales, Argentina enreda, aprieta marca, disputa. Bélgica, sin perder la calma –contrariamente a lo que le pasó a Colombia con Brasil-, retomaría sus intentos permanentes de entradas laterales, su buena y frontal distribución de pelotas entre los volantes, pero no encontraría, sino en el enredo, alguna posibilidad de gol.

De uno de esos enredos, treinta segundos antes de terminar completamente el partido, tendría su oportunidad más confusa pero contundente de gol. Las piernas enredades salvan la primera vuelta. De uno de los rebotes, aparece un remate que se pierde en las gradas, llenas de brasileros que gritaban “uuu” durante los ataques argentinos.

Argentina acaba de pasar su prueba más importante de este torneo. Jugará con Holanda o Costa Rica en semifinales.

Foto: Getty images/ Fifa

Foto: Getty images/ Fifa

Foto: Getty images/ Fifa

Foto: Getty images/ Fifa

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.