Ajuste económico y criminalización es el balance que deja el 2013, sostiene dirigente sindical

Bernardo Rojas, de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A),  en declaraciones a Radio 1000 calificó este año 2013 que termina como duro y difícil para el campo sindical a raíz de las políticas de ajuste y de persecución sindical llevadas a cabo por los dos gobiernos que se sucedieron tras el golpe.

Bernardo Rojas, dirigente de la CUT-A. Foto: cutautentica.org.py.

“Fue un año bastante duro y difícil. Un año en que se implementaron políticas neoliberales de ajuste económico, congelamiento salarial, despido de trabajadores, productos de primera necesidad en alza permanente, falta de libertad de sindical, falta a la contratación colectiva”, refirió el dirigente sindical.

Entre otras medidas siguió citando la ley de responsabilidad fiscal, que congela salarios y elimina los contratos colectivos en el sector público, así como la ley de alianza público-privada y las modificaciones a la ley de Defensa Nacional y Seguridad Interna.

“Todo esto se está implementando con el afán de criminalizar la lucha social que se está dando, con muchos dirigentes imputados y detenidos”, expresó.

También refirió que luego del golpe la situación se definió en contra de los trabajadores, agudizándose la pobreza, el desempleo, y aplicándose recortes a las inversiones sociales.

Para el 2014 Rojas anunció la continuación de la lucha en pos del reajuste salarial del 25%, pedido que está basado en que las pérdidas del poder adquisitivo ascienden a dicho porcentaje, aunque representa apenas el principio de la conquista de un salario digno para los trabajadores. En este sentido citó el estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), según el cual el salario mínimo para una familia de cuatro miembros debería ser de 3 millones de guaraníes.

El dirigente también ratificó que la expresión de todas estas reivindicaciones, entre otras, confluirán en la gran huelga general y ciudadana que se realizará el 26 de marzo de 2014 en contra de las políticas privatistas y represivas de Horacio Cartes. A este respecto valoró el avance y la unidad de los distintos sectores de la sociedad, como el estudiantil, campesino, sindical, etc., en lo que constituye un hecho histórico en pos de la unidad del campo popular.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.