Agroganadera desmontó y plantó soja en el Parque San Rafael

También quemó parte del bosque protector del Río Tebicuary.

 

La agroganadera Don Felipe. Foto: Seam.

Fiscalizadores de la Secretaría del Ambiente (SEAM), intervinieron el Proyecto Agroganadera Don Felipe, perteneciente al Sr. Antonio Ibarra Llano, por desmonte del área boscosa y tala indiscriminada de las especies nativas. El establecimiento se encuentra dentro del Área Protegida Reserva para Parque San Rafael.

En la Agroganadera, que se encuentra ubicada en la localidad de Ex Santa Inés, Distrito de Alto Vera, Departamento de Itapúa, se constató, además del desmonte y la tala masiva de árboles nativos, la quema del bosque protector del cauce hídrico, denominado Río Tebicuary, según informó la SEAM.

Durante el recorrido, se pudo comprobar tres explanadas de rollos pertenecientes a las especies de Lapachos, Kurupay, Yvyra ro y Ybyra pyta; en total se contabilizaron 159 rollos con un promedio aproximado de 2 m3 cada uno.

También se pudo observar el método utilizado para la transformación de los rollos frescos en lampiños, mediante el descortezado y posterior quema de los mismos.

Además, dentro de la propiedad se encuentran aproximadamente unas 320 hectáreas cultivadas con soja.

Los funcionarios de la SEAM ingresaron al establecimiento en cumplimiento a una Orden de allanamiento correspondiente a la jurisdicción de Caazapá, encabezada por la Fiscal Abg. Karina Escurra; y la  Orden de allanamiento emanada por el Juez Penal de Garantías de María Auxiliadora, correspondiente a la jurisdicción de Itapúa, encabezada por la Fiscal de Encarnación Abg. Raquel Bordón.

Otra intervención a la misma Agroganadera

Posterior a la intervención relatada anteriormente, se procedió a una nueva fiscalización a la misma Agroganadera. En ésta ocasión, se contó con la presencia de la Agente Fiscal de Encarnación Abg. Raquel Bordón, funcionarios del Instituto Forestal Nacional (INFONA) y efectivos policiales.

Se pudo constatar de nuevo un desmonte y  quema del área boscosa nativa, en una superficie aproximada de 250 hectáreas. En el mismo lugar, se verificó también el aprovechamiento de los productos forestales resultantes del desmonte, con el fin de elaborar leña, y además, la extracción selectiva de los rollos de especies con más valor económico.  La base de estos últimos, estaba etiquetada con placas de plástico de color verde para diferenciarlos del resto.

El terreno contaba con una pendiente muy pronunciada, que tomándose en consideración con el suelo arenoso, en varios sectores ya se está produciendo la erosión del terreno.

La fiscalización se realizó en atención a una Orden de Allanamiento emanada por el Juez Penal de Garantía de María Auxiliadora.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.