Agricultores cuestionan que se derroche dinero en militarización en lugar de combatir la pobreza

Marciano Jara, docente de Concepción, señala que el Estado debe hacerse presente a través de educación, salud, caminos y apoyo a la agricultura familiar campesina. 

Cuestionan que mientras se emplean ingentes recursos en la militarización en Concepción muchas comunidades no tienen siquiera caminos. Foto: Ministerio del Interior.

El Gobierno planea construir un destacamento militar en Arroyito por un monto de un millón de dólares mientras la población pasa hambre, denunció Marciano Jara, profesor del Colegio Técnico Agropecuario Núcleo 3 de Arroyito, Concepción.

El también presidente de la Coordinadora por la Defensa de la Vida y la Soberanía, que agrupa a la mayoría de las organizaciones campesinas, movimientos sociales y profesionales de Concepción, señaló que hay que levantar la presencia militar en el Norte porque es inconstitucional y el dinero que se derrocha se debería invertir en desarrollo.

Jara advirtió que por la ausencia del Estado y el aumento de la miseria en el campo “se viene una explosión social, no solo en el Norte, sino en todo el país, porque con las políticas neoliberales del gobierno de Horacio Cartes la ciudadanía no va a aguantar mucho tiempo, se va a levantar y el gobierno no podrá sostenerse en pie con la represión”.

 “Desde el gobierno no existe un combate a la pobreza, solo represión y discurso. Aquí falta todo: agua potable, camino, asistencia a la salud, apoyo a la producción. No se siente la presencia del Estado paraguayo. Se sigue con la misma situación de miseria de años”, afirmó.

El Lic. Jara cuestionó la política de militarización de Cartes observando que esos recursos podrían ser mejor utilizados en infraestructura para la población y que el factor de violencia es la sojización.

Muchas comunidades de Concepción quedan aisladas durante las lluvias por la falta de caminos de todo tiempo. Foto: concepcion-py.com.

“Es un error la decisión del gobierno de militarizar la región. Lo que genera inseguridad y violencia es la pobreza, el abandono oficial hacia la agricultura familiar campesina y el avance del modelo de sojización, la falta de caminos, salud, educación. No se justifica la exagerada inversión en gastos militares y armamentos en medio de la pobreza del Norte”, aseveró.

Citó como ejemplo que el hospital regional no tiene ambulancias, ya que están todas descompuestas.

“Es escandaloso el presupuesto militar mensual. Se derrocha un recurso que debería ser destinado a la población. Ahora se va a construir un destacamento militar en Arroyito por un millón de dólares mientras la gente está pasando hambre”, remató.

Varios campesinos de la zona fueron asesinados por sicarios. El último fue Inocencio Sanabria y estarían involucrados ganaderos y sojeros. Esto ocurrió en setiembre del año pasado, al cumplirse 7 meses del asesinato del dirigente Benjamín “Toto” Lezcano. Un joven sordomudo fue la primera víctima hace dos años en manos de la Fuerza Operativa de la Policía Especializada (FOPE).

Fuente: Radiotv Latinoamericana

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.