Agencia española EFE viola derechos laborales de paraguayos, denuncia el Sindicato de periodistas

Advierten que despidieron injustificadamente a dos corresponsales y pretenden desconocerles años de antigüedad. Les exigían funciones que no les correspondían. Acusan a la directora de la Agencia en Paraguay de instalar un «régimen del terror» para sus trabajadores.

Foto: Aporrea.

El Sindicato de Periodistas del Paraguay, SPP, reunido en Asamblea General Ordinaria, manifiestó su profunda preocupación por la persecución laboral y posterior despido injustificado de Luis Báez y Ricardo Grance de la delegación en Paraguay de la Agencia española EFE. “Estos despidos expresan, sin lugar a dudas, el estado de discriminación impuesto por esa agencia de prensa en nuestro país”.

Según la denuncia, “al infundado despido en junio de 2012 de Luis Báez, por su rechazo a realizar también la labor de camarógrafo -tarea totalmente ajena a sus funciones específicas-, se sumó la salida de Ricardo Grance, en abril pasado, como corolario del régimen de terror que viven sus trabajadores desde la llegada de su actual directora, Julia Rodríguez, a mediados de 2011”.

Báez comenzó a trabajar en la Agencia en 1976, pero Rodríguez pretende reconocer su antigüedad desde 1990, fecha en que la empresa comenzó a pagarle el seguro social, indican. Grance, por su parte, se desempeñaba como redactor a tiempo completo desde 2006 “con un contrato basura que fue sustituido en noviembre de 2011 por otro que, aunque ya estableció mejora salarial y seguro social, redujo a cero su antigüedad, en un permanente intento de las patronales de rehuir su responsabilidad de pagar los beneficios sociales que les corresponden a los trabajadores”.

De igual manera, quedó expresamente establecida su obligación de hacer fotografía y vídeo, además de la esencia de un periodista de agencia, que es el texto. “Sobre este punto advertimos que algunos responsables de la Agencia EFE recurren a este matonismo empresarial al amparo de la fragilidad o permisividad de las instituciones en algunos países de América Latina”, resaltaron.

Señalaron que “el alejamiento de Grance fue producto de un feroz hostigamiento, que también Báez padeció en su día, pese a tener estabilidad laboral y otros cargos de responsabilidad en la empresa, mientras Rodríguez urdía un proceso de despido sin reparación alguna”.

El expediente de Báez está a cargo del juez Tadeo Zarratea, quien también deberá resolver primeramente la anterior demanda por reconocimiento de antigüedad promovida por el periodista. Desde febrero pasado está parado el proceso pues está pendiente una resolución por un incidente de forma. Esto lleva a pensar al gremio que el juez Zarratea está “cajoneando” el expediente.

“Para colmo, Rodríguez autorizó la venida de un extranjero, el español Santiago Carneri, en el país desde marzo pasado, para cubrir la salida de Báez y gestiona la presencia de otro periodista foráneo, lo que expresa el total desprecio a los profesionales locales y confirma que el argumento esgrimido para mandar a la calle a su trabajador más antiguo fue una alevosa patraña”, agregaron.

El SPP afirma que el gremio, así como la opinión pública, deben tomar nota de la absoluta falta de respeto de la actual directora de EFE a sus subordinados cuando persiste en contaminar con humo de tabaco su entorno laboral, pese a las denuncias hechas en este sentido ante la Municipalidad, cuya actuación se limitó en ordenar la colocación de un cartel de advertencia, comentaron.

La Asamblea General Ordinaria del Sindicato de Periodista del Paraguay expresó su plena y total solidaridad con ambos trabajadores y delegó en la Comisión Directiva la tarea de hacer un acompañamiento permanente del caso en los tribunales y de implementar las medidas gremiales que sean necesarias.

Comentarios

Publicá tu comentario