Afectados por inundaciones denuncian negligencia de instituciones del Estado

En Bañado Norte las inundaciones mantiene bajo agua a las familias. Mientras, la SEN y el Comueda trabajan de manera desarticulada y sin previsión, según pobladores.  “Al menos en algún momento la crecida baja, pero estas instituciones y su funcionariado tan insensible como inescrupuloso siguen siendo el verdadero desastre sin ‘emergencia’ posible de que ceda”, dice Ángel Domínguez del Serpaj Py.

El Bañado inundado. Foto: Serpaj Py.

Por Serpaj Py.

En zonas del Bañado Norte, el río ha alcanzado un pico que tiene a familias sumidas bajo el agua. Caacupemi es la comunidad con más afectados con más de 30 familias damnificadas.

Mientras, la SEN (Secretaría de Emergencia Nacional) y el Comueda (Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción) trabajan de manera desarticulada y sin previsión para hacer frente a la emergencia dicen pobladores organizados.

Este sábado la lluvia constante engrosaba el agua del suelo. Mientras, al resguardo de la capilla Jesús Misericordioso del barrio San Miguel, que actualmente alberga a familias damnificadas, María García, coordinadora de CODECO (Coordinadora de Defensa Comunitaria), sector Norte que va de la calle San Estanislao hasta el Mbigua, habló del contexto de emergencia ante la inundación.

Un problema que identifican es que el municipio no quiere considerar trabajar con organizaciones sociales “porque ellos tienen una línea de trabajo, y romper esa línea con un esquema de caudillismo es muy fuerte”, dijo.

Negligencia y falta de previsión de instituciones del Estado

“Hemos visto mucha negligencia de COMUEDA y SEN porque empezaron a trabajar cada uno por su lado”. María recordó que hace poco el padre Velazco en una reunión había dicho a funcionarios municipales: Nosotros los del Bañado ya sabemos cuántas familias se verán afectadas por 4 o 5 metros de agua. Ustedes que tienen la responsabilidad de hacer seguimiento y trabajo de primeros auxilios no saben, ¿por qué? porque no hacen trabajo de campo.

Según la coordinadora de CODECO las instituciones encargadas no previeron y con pocas familias afectadas ya se sintieron rebasados en sus posibilidades de hacer algo. Las ayudas que vienen sueltas: 5 chapas, 4 terciadas, puntales, clavos. Son pocas las cosas que llegan y esto, sumado a la desorganización de estas instancias hace que las familias afectadas en su desesperación terminen peleando por la ayuda que viene y no alcanza a todos.

María insistió en que, además de la desidia, está la falta de previsión de COMUEDA que no se moviliza hasta que el agua entra en las casas. “No podés esperar que las viviendas estén bajo agua para ayudar”. La SEN es más rápida y directa, reparte víveres, terciadas, chapas y nada más pero sin coordinación.

Falta de coordinación asumida 

Las familias afectadas por las inundaciones denuncian falta de previsión de instituciones del Estado. Foto: Serpaj.

Es así que el ministro de la Emergencia Nacional, Rafael Valdez, y el jefe de Operativo del Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda), Jorge Benítez, en declaraciones a medios radiales de comunicación “coincidieron en que no hay coordinación entre ambas instituciones para la asistencia a los damnificados en la capital.”

“Lo que pedimos es ayuda documentada. La SEN viene, baja 60 chapas en una casa, les hace firmar una planilla pero no verifica que todo haya llegado a las familias afectadas”, expresó María.

Por su parte, Ángel Domínguez, quien desde el Serpaj Paraguay acompaña los procesos de la gente del Bañado Norte dijo que la Municipalidad de Asunción y sus Centros Municipales, el Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda), la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), demuestran una vez más que las y los habitantes bañadenses prácticamente no existen. “Al menos en algún momento la crecida baja, pero estas instituciones y su funcionariado tan insensible como inescrupuloso siguen siendo el verdadero desastre sin ‘emergencia’ posible de que ceda”

Para ayudas y donaciones

Lo más urgente y práctico va por la necesidad de frazadas, colchones y alimentos no perecederos. Para coordinar las donaciones se puede llamar a María García al 0982 162943 o a Patricio Pinto, también coordinador de la zona, al 0981 989461

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario