Acuífero Patiño: la gran masa de agua dulce subterránea amenazada

Por Arístides Ortiz Duarte

Foto e infografía de Mónica Omayra

Aplaca la sed de alrededor de 2,4 millones de personas del Área Metropolitana. Alimenta a centenares de empresas industrializadoras de agua. Es una de las mayores riquezas naturales del país.

Está, ahí, bajo nuestros pies, pero no la vemos. Es una masa de agua cruda que se extiende como una sábana cristalina por debajo de la superficie terrestre del municipio de Asunción, de los 19 municipios del Departamento Central y de parte de los departamentos Paraguarí y Presidente Hayes. Es agua  transparente, fría y pura.

Mapa_ap_cambiosNo la vemos por su condición de agua subterránea, lo que es para el acuífero una mala suerte: al no visibilizarla, la gente no es consciente de que existe. Pocos habitantes de Central, Asunción, Paraguarí y Villa Hayes saben de dónde aplacan su sed en estos calurosos días de enero. Las informaciones publicadas por los medios y los estudios especializados sobre el Patiño llegan a escasas personas.

El Patiño tiene la figura de un triangulo. Sus vértices de  base están hacia la ciudad de Asunción, el río Paraguay y las ciudad chaqueña de Villa Hayes; su vértice de punta en  el departamento de Paraguarí. Tiene una extensión de 1.773 kilómetros cuadrados. Su cuenca es como una bóveda triangular de piedra honda e inmensa , tiene una profundidad aproximada de 400 metros, 65 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho.

Una naciente del Acuífero Patiño en Luque. Los Ykua pupulan por Central.

Una naciente del Acuífero Patiño en Luque. Los Ykua pupulan por Central.

De esta inmensa  bóveda de agua pura y cristalina beben alrededor de 2,4 millones almas siempre sedientas: alrededor de 2.300.000 en Central, 50.000 en Asunción, 30.000 en Villa Hayes  y 20.000 en Paraguarí.  Beben sea a través de pozos artesianos domiciliarios, comprando  bidones de agua de las empresas aguateras o  el agua mineral comercializada o de los pocos manantiales limpios que quedan.

Pero estas millones de personas no solo aplacan su sed del Patiño. Con el agua abundante del acuífero también se bañan, desechan sus restos, limpian sus alimentos, riegan sus plantas, lavan sus autos, cargan sus piletas y muchas cosas más.

Además del  uso  para consumo humano, se calcula que el Patiño alimenta a alrededor de 500 empresas industrializadoras de agua (gaseosas, cervezas, curtiembres, lavaderos de vehículos, agricultura familiar, mataderías de animales vacuno, porcino y avícolas, agua mineral, aguateras privadas), que usan sus aguas para fines comerciales, agrícolas o industriales.

Según el último estudio realizado por la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional, existen alrededor de 3700 pozos profundos que extraen agua de la cuenca subterránea del Acuífero Patiño, sea para consumo directo o para uso agrícola, comercial o industrial.

El caso del Patiño y la población del Área Metropolitana que usa sus aguas para consumo, es uno de tantos. El Paraguay posee bajo su superficie geográfica decenas de acuíferos.  El Acuífero Guaraní es el más grande de todos. El 80% de la población del país bebe de las aguas dulce subterráneas de los acuíferos, y tan solo el 20% de las aguas superficiales (ríos) tratadas por la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (ESSAP).

El poluido arroyo Lambaré nace del Acuífero Patiño.

El poluido arroyo Lambaré nace del Acuífero Patiño.

En los últimos 20 años, la sobre explotación de sus aguas, la filtración de agua salada proveniente del Chaco y la contaminación por coliformes fecales y nitrato  -que ingresan al acuífero a través de los pozos ciegos y las letrinas de los baños, los efluvios de los basurales y los agrotóxicos que se utilizan con fines agrícolas- amenazan la calidad hídrica del Acuífero Patiño y la salud de 2.400.000 personas.

Comentarios

Publicá tu comentario