Acto en recordación del primer aniversario de repatriación de los restos de Arsenio Erico

Arsenio Erico es considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia.

El gran Arsenio Erico el máximo goleador en la historia del fútbol argentino con 293 goles será homenajeado este viernes 25 de febrero en la Sala Bicameral del Congreso de la Nación. A partir de las 10 hs.

Arsenio Erico máximo goleador en la historia del fútbol argentino con 293 goles, record vigente

El homenaje obedece al primer aniversario de repatriación de los restos del legendario delantero guaraní, figura de Nacional de Paraguay. Huracán e Independiente de Argentina.

El programa de recordación incluye una exhibición de fotos de Erico, la proyección de un documental breve, la actuación de la orquesta de Cámara de la Policía y el Coro Bicentenario de la Vicepresidencia de la República.

Antes del acto, a las 8 hs, se hará una ofrenda floral en el Mausoleo de la APF –Estadio Defensores del Chaco– donde descansan los restos futbolista conocido como “saltarín rojo”.

Erico debuta en el fútbol profesional argentino el 6 de mayo de 1934, una semana después contra Chacarita convertiría el primero de sus casi 300 goles en el campeonato del vecino país. A lo largo de su carrera le llovieron apodos pintorescos como El Saltarín Rojo, El Hombre de Goma, El Paraguayo de Oro, El Hombre de Mimbre, El Mago, El Aviador, El Duende Rojo, El Diablo Saltarín, El Rey del Gol, Mister Gol, El Hombre de Plástico, El Virtuoso, El Semidiós, entre otros. La prensa de aquella época no ahorraba descripciones sobre como jugaba.

Figuras como Eduardo Galeano y Alfredo di Estéfano reconocieron como único e irrepetible el talento de Erico, así como muchos poetas y relatores que tuvieron la gracia de presenciar sus colosales movimientos con el balón.

El apodo Saltarín Rojo le fue adjudicado gracias a su notable destreza para impulsarse y conectar el balón a una considerable distancia del suelo, llegó a anotar goles extraordinarios y de distinto tipo, como el que le convirtió a Boca Juniors el 12 de agosto de 1934.

Tras el intento inicial de rematar de palomita un centro enviado por De la Mata, Erico consiguió impactar la pelota en pleno aire con ambos tacos para mandarla al fondo del arco. Varias décadas después dicha jugada fue rebautizada como El Escorpión que años después fue repetido por el también legendario René Higuita

Comentarios

Publicá tu comentario