Caso Curuguaty: abogado defensor ratifica denuncia contra auditores

Extracto del informe de auditoría en que los responsables fundamentan el dictamen en la revición de solo tres tomos de los catorce.

Extracto del informe de auditoría en que los responsables fundamentan el dictamen en la revición de solo tres tomos de los catorce.

El abogado Guillermo Ferreiro, uno de los defensores de los campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, declaró este jueves ante la agente Claudia Penayo, de la fiscalía barrial de Sajonia, ratificándose en los términos de la denuncia penal  por el hecho punible de producción mediata de documento público de contenido falso contra Gustavo Benítez y Diego Domínguez, auditores de la Dirección General de Gestión Jurisdiccional, dependiente del Consejo de Superintendencia General de Justicia de la Corte Suprema de Justicia.

A partir de un pedido realizado por la jueza Yanine Ríos, quien a su vez se basó en una solicitud del fiscal Jalil Rachid, la Corte abrió un sumario contra los abogados Guillermo Ferreiro y Vicente Morales por supuestamente dilatar el proceso abierto tras la tragedia en la que murieron once campesinos y seis policías y que fue la antesala de la destitución del presidente Fernando Lugo.

El hecho curioso de la auditoría es que los intervinientes ni siquiera conocían aspectos fundamentales del proceso, puesto que señalaron en su informe que a raíz de las supuestas dilaciones de la defensa no se pudo concluir la audiencia preliminar, que en realidad sí terminó en octubre de 2013 con la derivación del caso a juicio oral. El informe señaló además que tampoco se pudo realizar el juicio oral por la responsabilidad de la defensa, cuando en verdad el juicio fue suspendido por el mismo tribunal a raíz de que no se notificó a los testigos por supuesta falta de combustible.

“Ellos hacen una auditoría, vienen dos auditores y en sus informes mienten, dicen que nunca pudo terminar la audiencia preliminar y que no hubo juicio oral”, dijo Ferreiro citado por la página de Base IS.

Al momento de presentar la denuncia en enero pasado Ferreiro sostuvo que el sumario fue realizado con el solo objetivo de “impedir que los acusados del caso Curuguaty tengan una defensa seria, como la tienen hasta el momento” ya que “el sumario es un amedrentamiento contra una defensa activa y no sumisa y callada como la desean jueces y fiscales”.

El juicio oral y público a los acusados por la masacre de Curuguaty, suspendido la última vez en los días previos a su realización el 17 de noviembre de 2014, fue reprogramado para el 24 de junio de 2015, por simple resolución del Tribunal a cargo, sin haber solicitado esta postergación ni la defensa ni la fiscalía, aclararon.

“Este  proceso judicial de investigación de la masacre está plagado de irregularidades, las que han ido aumentando en cada etapa del proceso”, señalaron. “Ningún policía o fiscal fue investigado, aunque nueve campesinos fueron ejecutados por agentes de la policía durante el trágico evento”, enfatizaron.

Ferreiro manifestó su sorpresa ante el hecho de que el informe de auditoría por el cual sumarian a los abogados defensores admite que de 14 tomos que tiene la causa solo fueron consultados 3 (los tomos 8, 9 y 10). De esta forma, la auditoría no pudo enterarse de que la audiencia preliminar terminó el 9 de octubre de 2013 con el auto de elevación a juicio oral, que están consignados en el tomo 14.

“No leen ni los diarios, mucho menos el expediente que auditan y así pretenden juzgar el desempeño profesional de los abogados”, criticó Ferreiro.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.