ABC no publica derecho a réplica

Fabricio Arnella y Verónica Ruiz Díaz afectados por publicaciones de los días 20 y 25 de Julio de ABC Color, remitieron esta carta a nuestra publicación habiéndoseles negado el derecho a réplica en el medio de Aldo Zucolillo.

La carta que va dirigida al director del diario tiene como fecha el 26 de Julio de 2013 en ella los afectados dicen cuanto sigue:

Fabricio Arnella, con C.I. 4.489.899 y Verónica Ruiz Díaz con C.I. 3.671.337, por derecho propio y en virtud a lo establecido en el artículo 28 de la Constitución Nacional que establece que «Toda persona afectada por la difusión de una información falsa, distorsionada o ambigua tiene derecho a exigir su rectificación o su aclaración por el mismo medio y en las mismas condiciones que haya sido divulgada, sin perjuicio de los demás derechos compensatorios» nos dirigimos a usted en referencia a las notas publicadas por su diario el 20 y 25 de Julio del corriente en las páginas 31 y 41 respectivamente.

Ambas notas que no llevan la firma de ningún periodista hacen referencia a nosotros mintiendo, manipulando, tergiversando los hechos y ocultando otros en los cuales se nos menciona con la finalidad de presentarnos como provocadores violentos de “incidentes” que no existieron.

La Audiencia Preliminar del caso de la Masacre de Curuguaty se viene realizando desde el 15 de julio pasado en el Palacio de Justicia de Asunción con la presencia de familiares directos de víctimas y presos políticos, representantes de organizaciones sociales, partidos políticos y organizaciones internacionales entre ellas, la “Articulación Curuguaty”, que nuclea a distintas organizaciones y personas independientes que acompañamos a familiares y víctimas de la masacre. Ambos formamos parte de la Articulación Curuguaty representando a la Juventud Comunista Paraguaya y al Movimiento Humanista respectivamente.

En la nota del 20 de julio, página 31 de Judiciales y Policiales bajo el título “Prohíben ingreso de cinco personas a la audiencia, por crear disturbios” se hace referencia al Oficio N° 388 del 19 de julio por el cual la Jueza Janine Ríos nos prohíbe el ingreso a la sala de audiencias junto a Mariano Castro, quien tiene tres hijos víctimas de la masacre, dos presos políticos y uno asesinado, Martina Paredes con dos hermanos asesinados y Carmen Paredes con un hijo preso político.

Tal resolución judicial fue tomada luego de que familiares y allegados realizaran una manifestación no violenta frente al domicilio de la citada magistrada portando carteles y exigiendo justicia por espacio de 15 minutos. La jueza Ríos, toma esta resolución como represalia al ejercicio de un derecho garantizado por el artículo 25 de la CN que establece el derecho a la Manifestación y miente, diciendo que los manifestantes actuaron de forma violenta arrojando piedras contra su vivienda. Incluso tiene el atrevimiento de afirmar que tiene fotos y pruebas que acreditan el actuar violento de los compañeros. Cabe aclarar que los abajo firmantes no participamos de dicha manifestación.

La jueza, afirma habernos “individualizado” en dicha manifestación. Pedimos a la magistrada, exhiba las  supuestas pruebas que dice tener de nuestra participación en lo que ella considera un “amedrentamiento violento” que no es más que el ejercicio de una garantía constitucional que tuvo por objetivo denunciar las innumerables arbitrariedades y violaciones a la garantías procesales en la causa que investiga el nefasto Fiscal Jalil Rachid y que ella tiene a su cargo Juzgar.

Como ya nos tiene habituado su periódico, no se han tomado la molestia de consultar la versión de nuestra parte afectada y bajo el título “Prohíben ingreso de cinco personas a la audiencia, por crear disturbios” asumen la versión de una de las partes con la clara intención de presentarnos –a familiares y allegados- como personas violentas y de esta manera crear una opinión favorable a la arbitraria, ilegal e inhumana resolución de la Jueza Ríos.

Nos bastó con asesinar, torturar y encarcelar a los campesinos que reclamaban la recuperación de las tierras públicas de Marina Kue usurpadas por la familia Riquelme, sobre este manto de muerte se ha montado un circo judicial que pretende convertir a víctimas en victimarios, sobre este manto de muerte se ha montado la mentira sistemática de su diario y otros medios de comunicación corporativos que pretenden revictimizar, ocultar la verdad de la masacre y ofrecer garantías de impunidad  a los verdaderos responsables.

No sorprende tampoco el actuar arbitrario e inhumano de la Jueza Ríos a quien no le ha importando violentar sistemáticamente el Estado de Derecho violando garantías procesales básicas como el derecho a la defensa y la presunción de inocencia a los presos políticos. Esta jueza es la misma que ya ha condenado al adolescente R.A.B. por Asociación Criminal y elevado a Juicio Oral a la adolescente R.R.V.O. en un proceso cruzado por la indefensión de los adolescentes quienes han sido objeto de chantajes según lo manifestara uno de ellos.

En la nota del 25 de julio, página 41 bajo el título “Activistas de derechos humanos intentaron incidentar la audiencia” su diario vuelve a la carga con nuevas mentiras afirmando que “Activistas del denominado Movimiento Humanista intentaron incidentar la preliminar con diversas manifestaciones frente a la sala donde se desarrolla la audiencia para los doce acusados por la matanza de Curuguaty. Los efectivos policiales no cayeron en el “juego” de los manifestantes.”

Nos vemos en la obligación de aclarar que no solo miembros del Movimiento Humanista acompañan a los presos políticos y familiares víctimas de la masacre, sino una diversidad de organizaciones sociales, individualidades, luchadores y luchadoras por los DDHH. Su diario, al decir “intentaron incidentar con diversas manifestaciones” lo que está pretendiendo hacer es igualar el derecho constitucional a la manifestación al hecho de incidentar o crear disturbios como también decía en la nota anterior.

El miércoles pasado, al reanudar la Audiencia Preliminar, la jueza se reafirmó en su arbitraria e ilegal resolución de prohibir el ingreso a familiares y allegados de los presos políticos a la sala. Ante esto los familiares decidieron realizar una manifestación simbólica en el pasillo fuera de la sala de audiencias pegándose billetes en la boca como alegoría a la preeminencia del poder del dinero sobre la búsqueda de justicia.

Esto molestó a la Jueza Ríos y la reacción fue un intento de desalojo por parte de la policía a quienes acompañábamos esta acción. Muy distinta es la versión relatada por su diario que considera esta acción como un “incidente” y resalta que “la policía no cayó en el juego” de los manifestantes. No sabemos si su diario considera que el dolor de las madres, padres, hermanos, hijos, parientes y allegados que realizaron esta manifestación simbólica ante esta nueva arbitrariedad es en “juego”, que busca generar incidentes. Lo que sí sabemos es que una vez más su diario ha actuado en coherencia con los intereses económicos y políticos de su holding empresarial propietario de miles de hectáreas de tierras en todo el territorio nacional.

En esta nota además, su diario señala: “Fabricio Arnella y Verónica Ruiz Díaz, del Movimiento Humanista fueron los que estuvieron al frente de la ruidosa manifestación que buscó incidentar fuera de la sala de audiencias.” No sabemos qué objetivo persigue su diario al señalarnos como los que encabezamos esta “ruidosa manifestación”. Lo que si advertimos es que con este tipo de notas hay una clara intención de invisibilizar los debates de fondo que se desarrollan en la sala de Audiencias en torno a las gravísimas violaciones procesales que llevan indefectiblemente a la nulidad total de la causa y en consecuencia al sobreseimiento de todos los presos políticos.

No es noticia para su diario que los peritajes de la fiscalía se hayan realizado a espaldas de la defensa. No es noticia para su diario, que la gran mayoría de las “pruebas” presentadas por la fiscalía no hayan sido acercadas a defensa. No es noticia para su diario que “el cuadernito” utilizado como prueba y del cual se sacó el listado de personas a ser imputadas se haya “mojado” y esté inválido como prueba. Tampoco es noticia que haya “desaparecido” la filmación del helicóptero de la policía que posiblemente registró todos los hechos del 15 de junio del 2012. No es noticia que las actas de acusación fiscal sean una burla jurídica y no establezcan ninguna relación entre los hechos y los acusados. No es noticia tampoco que la fiscalía haya acusado por Invasión de Inmueble sobre unas tierras cuya titularidad aún está siendo discutida en el fuero civil. No es noticia que el Fiscal Jalil Rachid –hijo del Stronista Bader Rachid- haya afirmado antes de acusar, que los campesinos son invasores y que “el campesino es un tirador natural”. Tampoco recuerda su diario que el presidente golpista en ejercicio haya sentenciado a uno de los acusados el mismo día de su captura, violando la independencia de poderes y la presunción de inocencia. No. La noticia es “Activistas de derechos humanos intentaron incidentar la audiencia.”

Quienes nos acusan de violentos, son justamente quienes ejercen la violencia estructural y simbólica, son quienes con el uso de la tinta, el abuso y atropello de todas las normativas legales pisotean la dignidad y la vida de miles de compatriotas del campo y la ciudad.  La violencia ejercida por la mentira sistemática y deliberada de este diario debe acabar. La violencia ejercida por la “Justicia” representada en este caso por Janine Ríos y Jalil Rachid debe acabar.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.