A semis desde el año del golpe

Con un sufrido partido frente a Brasil, Paraguay dejó afuera al pentacampeón por penales y pasó a semifinales de Copa América.

Por primera vez en la historia de la Copa América Brasil y Argentina quedan fuera de los cuatro primeros puestos.

Paraguay pasó agónicamente a Brasil a través de los penales, en los que el pasto jugó para la albirroja. Por primera vez en la historia de la Copa América Brasil y Argentina quedan fuera de los cuatro primeros puestos.

Hoy es mejor no hablar de calidad futbolística, de posesión del balón de situaciones de gol o de generación de juego. Casi todo lo hizo mejor Brasil, llegó al arco, tiró centros, tuvo definiciones frente a Villar. Solo le faltó embocarla, gracias a la mala puntería de sus delanteros y la consagratoria actuación de Justo Villar. Hoy es mejor hablar de Justo Villar, de la tremenda aguantada de Paraguay y de lo mucho que se sufre en esta clase de partidos.

Al terminar el primer tiempo ya calculábamos que solo faltaba una hora y quince de juego para llegar a los penales. Al promediar el segundo, ya recordábamos el partido contra Francia en el 98. En el alargue ya se vislumbraba la esperanza recordando a Villar contra Japón. Al empezar los penales se sentía ya la confianza en nuestro arquero y en la frustración de los brasileros, quienes luego de ser superiores todo el partido no supieron rematarlo.

Justo Villar fue el protagonista del partido. Foto: Deportes.terra

Y Paraguay jugó al estilo noventoso de la selección. Con la lesión de Santa Cruz, la no convocatoria de Santander o Tacuara, Martino se quedó sin reemplazos para Barrios y Haedo, o sea, casi sin opciones en ofensiva en un partido muy desgastante para los punteros. Dejavu con José Cardozo y Arístides Rojas. El Tata tuvo que emular a Markarián y Carpeggiani, y le salió nomás. Prescindió de la posesión de la pelota sin Ortigoza (de regular nivel) optando por la marca y el despliegue de Topo Cáceres. Paraguay iguala así el récord histórico de empates consecutivos en la Copa América, con cuatro.

Ya en el alargue, Alcaraz y Lucas Leiva se fueron expulsados luego de un guyryry digno de partidos donde se pone mucho amor propio a falta de mejores recursos. Lo mejor que puso Paraguay es de hecho, orden defensivo y huevos. Haedo, Estigarribia, Riveros son solo tres ejemplos de jugadores que corrieron más de lo esperable.

En el segundo tiempo del alargue, el cansancio de Brasil y las ganas de Hernán Pérez dieron minutos, pocos, de respiro a la albirroja ante el asedio de Brasil. Y se llegó a los penales en un partido decididamente favorable a Brasil, con un Villar espléndido y con toda la confianza.

A semifinales. Foto: El país.

En la tercera vez en la historia que una selección no convierte más de tres penales en una definición por los mismos, el pasto jugó a favor de Paraguay. Mientras los cuatro brasileros patearon mal por el terrible estado del césped (incluso el que atajó Villar), Estigarribia y Riveros acertaron para que hoy quede como la redención de una selección que es capaz de ganar la Copa América sin ganar un partido. Las estadísticas entusiasman, desde el 89 no pasamos a semis, pero cada vez que eliminamos a Brasil fuimos campeones.

(Algunos datos del twitter de @MisterChip)

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.