A propósito del 12 de octubre: cómo mirar el día del “descubrimiento” de América

Gracias a la llegada de Colón comienza la explotación para el consumo ilimitado de los Estados Centrales Capitalistas.

Este hecho histórico marca el inicio de la dominación colonial vigente en Latinoamérica. Es un día de celebración para Europa y el Norte. En el calendario cristiano europeo (luego Occidental), 1492 debe ser un día de júbilo para las sociedades de la abundancia de Europa y los países del norte.

Debe ser una fecha de gran celebración, porque gracias a aquel aventurero español que llega a tierras no conocidas hasta entonces por Europa, ésta comenzará la explotación de los seres humanos y la naturaleza del “nuevo” mundo para el consumo sin límites de las sociedades de los Estados Centrales Capitalista. Las poblaciones originarias de Latinoamérica serán esclavizadas para extraerles su fuerza de trabajo. Además, se les negará su propia cultura.

Otras serán exterminadas para construir la “raza pura”, como en el norte de América. Luego, los que sobrevivieron a la primera etapa de la esclavitud y el exterminio, serán convertidos en obreros para seguir siendo explotados, pero ya con los visos legales y humanitarios de la modernización occidental.

El colonizado mirará (mira) este Gran Espejo y verá (ve) un hombre blanco, europeo, cristiano; verá Paris, Berlín, Londres; admirará las imágenes de Marco Polo, Marx, Baudelaire, Maquiavelo, Napoleón Bonaparte…Las escuelas y los medios de los colonizados reproducirán este espejo. Luego, el colonizado se mirará, y negará su imagen con desprecio.

Con el correr del tiempo, que parte de aquel 12 de octubre, Europa-Occidente deberá acomodarse al desarrollo del Capitalismo global: ya no le será útil la colonización de las mentes a través de los símbolos cristianos; los tiempos complejos exigen símbolos más complejos.

Entonces el Gran Narrador del Gran Relato (Europa-Occidente) de la historia de los últimos 550 años, echa a andar su máquina de producción de conocimiento, despliega su geopolítica del conocimiento, del saber. Sus instituciones, sus ciencias, sus hombres y mujeres más lucidos se ocuparán en pensar y diseñar El Gran Espejo en el que deberán mirarse los colonizados, no ya para ser embaucados, sino para embaucarse a sí mismos.

El colonizado mirará (mira) este Gran Espejo y verá (ve) un hombre blanco, europeo, cristiano; verá Paris, Berlín, Londres; admirará las imágenes de Marco Polo, Marx, Baudelaire, Maquiavelo, Napoleón Bonaparte…Las escuelas y los medios de los colonizados reproducirán este espejo. Luego, el colonizado se mirará, y negará su imagen con desprecio.

Así, el Gran Espejo del gran narrador hará que un tal Blas Brítez ame más al historiador inglés Paul Johnson antes que al paraguayo Oscar Creydt; que cierto Javier Viveros desee con locura ser James Joyce antes que Augusto Roa Bastos; que cierta Tesa Rivarola prefiera mil veces interpretar una obra de teatro basada en las narraciones de las ciudades vistas por Marco Polo antes que una obra sobre la ciudad de Asunción; que un tal Arístides Ortiz sea devoto del norteamericano Truman Capote, y no del argentino Rodolfo Wals

Por todo esto, hoy, 12 de octubre de 2011, es día de Celebración en Europa y Occidente.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.