A pesar de millonario regalo estatal a transportistas, chatarras siguen dejando a la gente por el camino

El millonario regalo del gobierno de Horacio Cartes a los transportistas no da muestras de mejorar el pésimo servicio del transporte público. Hasta ahora son frecuentes las situaciones en que colectivos chatarra sufren averías en pleno trayecto y los pasajeros deben vérselas como pueden para llegar a destino, principalmente cuando se trata de horarios pico.

En efecto, cerca de las 19:00 horas de este lunes, una unidad de la Línea 38, empresa Mariscal López, sufrió un desperfecto mecánico sobre la avenida Gaspar Rodríguez de Francia, a inmediaciones del Mercado 4, y los pasajeros debieron bajar del bus para intentar tomar otro y continuar el viaje.

En cambio, la dificultad radicó en que, además de la demora en la devolución de los pasajes, el ómnibus viajaba con muchos pasajeros, al igual que las unidades que le seguían, que pasaban de largo y no paraban a las decenas de personas que quedaron libradas a su suerte.

La empresa Mariscal López es una de las que se acogió al plan de “modernización del transporte público” llevado a cabo por el gobierno de Cartes. Este regala a los empresarios 30.000 dólares por cada unidad con aire acondicionado que adquieran (sobre un costo de 80.000 a 100.000 dólares por unidad). Según los últimos datos publicados por la prensa antes de la llegada de la última flota, el gobierno había entregado a los empresarios más de 11 millones de dólares en concepto de subsidio para la compra de estos buses.

En cambio, a pesar de que un importante monto para la adquisición de estos ómnibus es cubierto con dinero público, los empresarios imponen un pasaje más caro a los usuarios –3.400 guaraníes–, con relación al servicio “convencional” de 2.300 guaraníes.

Además, hasta ahora no se ha cumplido con el servicio nocturno que había sido prometido por el Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam). Su titular, César Ruiz Díaz, había asegurado que a partir de setiembre la empresa San Isidro, Líneas 8 y 48, prestaría el servicio nocturno con una frecuencia de una hora por unidad. Sin embargo, en el centro de Asunción ya no es posible abordar un bus de esta empresa luego de las 22.00 horas hasta el restablecimiento del servicio en horas de la mañana del día siguiente.

Comentarios

Publicá tu comentario