A pesar de cuantiosos gastos militares el gobierno no avanza en lucha contra el EPP

 

En los primeros cuatro meses del año se habrían gastado 3.200 millones de guaraníes. Un decreto de fines del mes pasado destina 2.710 millones más para los militares destacados en el Norte del país. 

A pesar de los millonarios gastos insumidos por los militares, no se notan avances en la lucha contra el EPP. Foto: Ministerio del Interior.

A pesar de los millonarios gastos insumidos por los militares, no se notan avances en la lucha contra el EPP. Foto: Ministerio del Interior.

La nueva imputación contra Alcides Oviedo y el anuncio de una investigación contra miembros de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos no serían si no cortinas de humo para sortear los cuestionamientos sobre la pobre gestión de los ministerios de Defensa y del Interior en el Norte del país.

En un curioso episodio registrado la semana pasada, miembros de una tal Asamblea Permanente de Derechos Humanos, de quienes poco y nada saben las organizaciones de derechos humanos del país, visitaron al condenado líder del EPP para solicitarle a través de una carta la liberación de Arlan Fick, quien se encuentra secuestrado hace más de 50 días.  En una carta de respuesta atribuida a Oviedo, este manifestó que no daría ninguna orden de liberación hasta que no sean liberados todos los miembros del EPP que se encuentran en prisión.

A raíz de esto, la fiscalía realizó nuevas imputaciones contra Oviedo por frustración a la persecución penal, secuestro en carácter de instigador, apología del delito, extorsión, extorsión agravada y asociación criminal por el caso Arlan Fick.

Asimismo, se anunció que se haría una investigación contra los miembros de la asamblea por los presuntos delitos de frustración de la persecución penal, instigación y asociación criminal.

Sin embargo, todo esto no sería más que un elemento distractor para intentar desviar la atención sobre el fracaso de la lucha contra el EPP y los nulos avances para lograr la liberación de Arlan Fick, a pesar de los cuantiosos aumentos en el gasto militar.

En efecto, hasta las revelaciones hechas por el padre del secuestrado, Alcido Fick, el gobierno defendía la hipótesis de que el joven fue secuestrado para cubrir la huida del grupo armado en la supuesta operación de abastecimiento realizado el 2 de abril en Azote’y, departamento de Concepción, cuando se registró un enfrentamiento que dejó tres fallecidos, dos del grupo armado y un militar. Sin embargo, el plagio ya habría sido planificado a partir del robo de una computadora en diciembre del año pasado y la familia pagó la suma de 500.000 dólares en concepto de rescate, más 50.000 dólares en víveres a manera de “multa”.

Cuantiosos gastos

A partir de las modificaciones hechas a la Ley de Defensa Nacional y Seguridad Interna, el Poder Ejecutivo adquirió amplios poderes discrecionales para emplear a los militares en cuestiones de seguridad interna así como en los gastos necesarios para cubrir los despliegues.

Según datos de las comisiones de Asuntos Económicos y Financieros, y de Derechos Humanos, presididas por los diputados Juan Bogado Tatter y Olga Ferreira, quienes se reunieron a fines del año pasado con el ministro de Defensa Bernardino Soto Estigarribia para tratar asuntos relativos a los gastos operativos, las Fuerzas de Tareas Conjuntas destacadas en la zona insumen aproximadamente unos 800 millones de guaraníes al mes.

Estos números equivalen a un gasto de 3.200 millones de guaraníes en los primeros cuatro meses del año. Asimismo, a través del decreto 1558 del Poder Ejecutivo, rubricado el 28 de abril de 2014, se destinaron 2.710 millones más a las fuerzas de tareas conjuntas en carácter de modificación de las cuotas de pago del plan financiero.  A esto se añade el rubro de un millón de dólares en el nuevo uniforme camuflado, que tomará como modelo el utilizado por el Ejército de EE.UU.

Comentarios

Publicá tu comentario