A joven de 16 años de Arroyito “se la secuestró”

La comunidad se reunió en asamblea en la Escuela Moisés Bertoni, del Núcleo 6, Arroyito. La gente está muy asustada y amedrentada. Durante la asamblea, los pobladores recrearon cómo se produjo la detención de la joven. Estaba acompañada de la madrina, iba con el almuerzo del padrino en la mano. Hombres vestidos de civil la “secuestraron” y la privaron de libertad sin orden de arresto, sin nada, asumieron. También señalaron que no se le permitió al padre acompañarla, por más que éste insistiera. En ese momento, el mando del operativo lo había asumido la agrupación antisecuestro.

Desde entonces, la joven G. Larrea se encuentra privada de su libertad. Los policías asumen que esta adolescente es “integrante” de un grupo del EPP porque en una foto se la ve, supuestamente, en un campamento del grupo guerrillero.

Al término de la asamblea los pobladores firmaron una nota al comandante militar del operativo en el norte, el general Mario Restituto González. Esta nota también la extendieron al gobernador y a la Fiscalía. El hostigamiento de las fuerzas policiales y militares a los pobladores de Arroyito avanzó en estos días, según los pobladores, en la persecución permanente del hermano de la chica, “hijo sostén de dos hermanos menores”, dice la carta enviada a las autoridades.

La policía había filtrado la información de que la joven estaba acompañada de una “colombiana”, en esa idea recurrente de vincular a las FARC con el EPP, pero, según la asamblea, y según una testigo, cuyo nombre resguardamos, ella estaba acompañada de su madrina cuando intervino un grupo de agentes vestidos de civil.

Pero la historia no termina ahí. En la nota, la comunidad del núcleo 6 de Arroyito denuncia a un “pyrague stronista”, al decir de una fuente de Concepción, como incordiador, falso acusador de personas de Arroyito.

Su nombre es Maximino Montiel. A este señor, que vive en la ruta principal a Cocepción, en el cruce al asentamiento de Arroyito, la comunidad lo acusa de “delación e instigación”. Ya habría sido esta misma persona la que pasara la información falsa de que aquel 19 de enero, en la cancha principal de Arroyito, en pleno torneo de fútbol, estaba presente un presunto miembro del EPP. Los policías, aquella vez, irrumpieron en la cancha, con pistolas en la mano, tiros al aire, frente a centenares de personas y criaturas.

La joven

Según la Policía a la chica se la vio en una foto incautada de uno los grupos. Según el padre, la chica habría sido secuestrada por el grupo armado. Ella es estudiante y todos los presentes sostienen que iba al Colegio todos los días, como diciendo que, si fuera del EPP, no podría sino estar con ellos.

Comentarios

Publicá tu comentario