A.J. Vierci: una fortuna de pacotilla

Sus enemigos le dicen «Don», en el sentido siciliano. Sus empleados también le llaman «Don», pero en señal de respeto. Semblanza y origen de la fortuna de uno de los poderosos más desconocidos del país. Es precavido y no deja rastros. Las leyendas sobre él deambulan en el imaginario colectivo. El reciente caso «Gruter» fue una pequeña demostración de su fuerza. Esta es la semblanza de Antonio J. Vierci, uno de los personajes más poderosos y desconocidos del país, es la historia de un poder de gran sombra que amenaza con expandirse.

Algunos compañeros del Cristo Rey, en aquellos conflictivos años 50, recuerdan a Antonio Juan Bautista Vierci Mendoza como a un joven ambicioso y fantasioso, «para llamarle de manera eufemística a un mentiroso (…) Fantaseaba con riquezas».

Su familia siempre estuvo bien posicionada. Los Vierci, familia genovesa de tradición comercial, emigraron hacia el Rio de la Plata a mediados del siglo xix. Su Padre, Juan Bautista Vierci era un respetado empresario yerbatero, cuyo negocio transitaba entre el Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay.

El Cuñado

Sus inicios como empresario, y el origen de su fortuna son la parte más nebulosa de la historia. Su mayor estigma es el General Germán Martínez, Ministro de Defensa del gobierno stronista: su cuñado. La voz popular afirma que este importante vínculo lo enriqueció.

A los 22 años, recién casado, Antonio Vierci decide iniciarse en los negocios de manera independiente en 1967.

En su casa paterna sobre la calle Colón instaló su primera oficina, donde su esposa Ana María Yakisich hacía de dactilógrafa. Empezó comprando productos de la zona portuaria de Garibaldi, en Asunción, para luego revenderlo en Pedro Juan Caballero. También retomó el negocio familiar de la yerba.

El «Don» siempre negó que el General Martínez le haya favorecido. En una fiesta de fin de año comentó a sus empleados que lo máximo que le llegó a prestar su cuñado fue 500.000 Gs., pero el formó su fortuna a pulmón y con trabajo, y le pagó cada centavo. Este préstamo lo habría invertido en su importadora y en el negocio de café.

El origen de tanta fortuna

El periodista José Pozo afirma que hay que tener claro que «Paraguay siempre fue contrabandista, una lanzadera del contrabando mundial ». Eran los tiempos del lejano oeste del contrabando y los importadores con influencia en Paraguay, aunque vale decir que la situación no ha cambiado sustancialmente. «Los negociantes eran profesores de Al Capone» según Leandro Prieto Yegros. En ese contexto Vierci se formó.

El ex dirigente estronista Leandro Prieto Yegros afirma que a mediados de los 70, él fue «gestor» de Antonio Vierci, para su importadora, en un tránsito de mercaderías por Régimen de Pacotilla. «Era un despacho reducido de impuestos para que aumente la circulación». Vierci internaba vino y whisky mediante este sistema, para el cual precisaba autorización del Ministerio de Hacienda. «Yo le gestionaba las resoluciones», afirma Yegros. Las importaciones se hacían principalmente para reexportar.

«Se cumplía con la ley, se cobraba una tasa única y se aceptaba por parte del Estado Paraguayo ». Según el mismo todo se centraba en el ex aeropuerto «Presidente Stroessner». Este hecho habría despertado reclamos de países vecinos, pues por las facilidades venían mercaderías de todas partes, que atraían a comerciantes de Argentina y Brasil, que posteriormente lo pasaban de contrabando hacia sus países. «Se movilizó una tremenda cantidad de extranjeros, era ilegal en Argentina y Brasil, pero regular dentro del régimen de Stroessner». «Vierci trabajó mucho con un comerciante muy poderoso llamado Pablo Alonso», de dudosa reputación y quien principalmente se dedicaba a la comercialización de cigarrillos, una verdadera mafia desde entonces.

El «Decreto-Ley nº 354/63», por el cual se actualiza el Régimen de despacho Aduanero por Pacotilla, fue firmado el 2 de diciembre de 1963 por Alfredo Stroessner y su ministro Cesar Barrientos.

Para el Dr. Justo Pastor Bello, el régimen de Pacotilla establece una tasa baja generalmente para evitar el contrabando menor de aquellas personas que cruzan la frontera diariamente para traer mercaderías, principalmente productos de consumo. «Pero esto no es comprobante suficiente para comerciar» según afirma. El abogado Mario Antonio Elizeche aclara que este régimen especial permite el paso arancelario único de bajo monto para determinadas mercaderías y por determinado valor, pero «un régimen de importación de empresas no puede beneficiarse con Pacotilla». Eso sería defraudación.

Comentarios

3Comentarios

  • Avatar
    dominga noemi peralta
    28 julio, 2015

    hola que suerte tiene que tiene mucha plata yo soy humilde y no tengo casa ojala pudiera tener su suerte para comprarme para mi casa tiene que ayudar a los pobres ya que tiene mucha plata ojala me ayude a mi

  • Avatar
    Alex
    27 marzo, 2016

    Sería Genial trabajar para ese señor tan importante.ojalá me diera la oportunidad para seguir con mis estudios.

  • Avatar
    San Benito José Labre
    29 junio, 2016

    Mejor es lo poco del justo, Que las riquezas de muchos pecadores. Sal. 37:16

    Mejor es el pobre que camina en integridad, Que el de perversos labios y fatuo. Prov. 19:1

    Mejor es el pobre que camina en su integridad, Que el de perversos caminos y rico…. Prov. 28:6
    Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, Que de buey engordado donde hay odio. Prov. 15:16-17

    Hermanos míos amados, leanme: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
    Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en
    Cristo Jesús. 1 Tes. 5:18
    †2016†

Publicá tu comentario