500.000 millones: A 12 días de su partida, Ferreira “descubre” que sojeros evaden impuesto

El ministro de Hacienda trabajaba proyectos de impuestos de la mano de los mismos evasores. Así lo confirma la UGP. De igual forma maquinaban proyectos en el Congreso. En abril se metieron de manera alevosa en Diputados para diseñar un «proyecto alternativo» acorde a sus intereses. Impuesto a la exportación puede evitar evasión.

Manuel Ferreira, Ministro de Hacienda. Foto: Perfil de Facebook.

Los grandes productores agropecuarios evaden alrededor de G. 500.000 millones del IVA, señaló el ayer ministro de Hacienda, Manuel Ferreira. Explicó que en los años que el IVA le servía a los productores para descontar el Imagro las declaraciones del IVA llegaban a G. 300.000 millones. A partir el 2008, cuando ya no podían utilizar el IVA como crédito fiscal, las declaraciones se redujeron al 10%, es decir, unos G. 30.000 millones.

Hoy, cinco años después, las declaraciones de IVA de los productores deberían estar en torno a G. 600.000 millones, estimó Ferreira. Pero como existe una evasión del 90%, la cifra que deja de recaudar el fisco supera los G. 500.000 millones, concluyó.

Ferreira negó que la devolución del tributo a todos los productos, sean industrializados o no, deje un ingreso nulo al fisco. Expresó que no se devolverá la totalidad del tributo a los productores, sino solo por, lo exportado. Añadió que en forma directa, por la generalización del tributo, el fisco podría recaudar alrededor de USD 50 millones; a lo cual hay que sumarle la formalización de toda la cadena agropecuaria.

Por ello, la propuesta que será analizada en la Cámara de Senadores es aplicar una tasa de hasta el 5% para la enajenación de productos agrícolas y pecuarios en estado natural. La discusión se centra en que el Gobierno actual cree que debe ser devuelto a todos, y el gobierno entrante considera que solo a los productos industrializados.

El ministro da a conocer estas informaciones a pocos días de salir del cargo. El 15 de agosto asume el nuevo gobierno.

Ferreira trabajaba con ellos

El presidente de la UGP, Ramón Sánchez, respondió hoy a Ferreira, y en declaraciones al diario Última Hora. Se desentendió de las graves acusaciones e indicó simplemente que hace falta “tener más datos concretos” para acusar al sector productivo de evasor. “Falta un argumento sustentable del ministro, nos parecen muy poco criteriosas estas acusaciones”, comentó.

Sánchez recordó que el sector de la producción trabajó con el propio ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, la modificación del Imagro, para que no haya más “distorsiones”. Agregó que, lastimosamente, se dio un escenario con mucha turbulencia que causó una detención del trabajo, que supuestamente “apuntaba a satisfacer las necesidades del Estado, pero manteniendo la competitividad del sector productivo”.

Impuesto a la exportación para evitar la evasión

Para el economista Luis Rojas, el impuesto a la exportación que está direccionado al sector de mayor rentabilidad de la economía nacional, que son los agroexportadores y el sector sojero en general, sería la mejor opción en materia tributaria. Para “ese sector que históricamente fue beneficiado por exoneraciones de impuestos”, indicó.

Según Rojas, en comparación con el IRAGRO y el IVA Agropecuario, el impuesto a la exportación es un impuesto fácil de cobrar porque son 20 empresas las que exportan, entonces el Ministerio de Hacienda puede hacer ahí un fácil control y lograr recaudar efectivamente. En el caso del Imagro o del IRAGRO que es su modificación, Hacienda no tiene capacidad de controlar, de hecho son hoy 36.000 contribuyentes del IMAGRO, que según dicen aumentaría aún más con la modificación del IRAGRO, y hoy el Ministerio de Hacienda no tiene ninguna capacidad de hacer un control efectivo para evitar que haya una evasión de ese impuesto. El IMAGRO históricamente se evadió por eso aportaba tan poco y el IRAGRO va a ser lo mismo, va a ser un impuesto fácil de evadir, por la debilidad que tiene el ministerio de Hacienda en ejercer controles cuando los contribuyentes son numerosos, entonces va a ser otra vez un impuesto débil, además que la tasa misma no se modifica, sigue siendo de 10% no se va aumentar la presión sobre los grandes productores”. Manifestó Rojas.

El impuesto a la exportación de soja sería sin embargo rechazado en el Congreso, por la presión del poder económico sojero.

Ya desde el año pasado los productores, a quienes Ferreira acusa de evasores, impidieron el progreso del proyecto del Impuesto a la exportación. En abril de este año, se metieron de manera alevosa en la Cámara de diputados para trabajar un proyecto alternativo acorde a sus intereses.

Fuente: Ñanduti, UHora, E’a

Comentarios

Publicá tu comentario