4 causas por las que los próceres de la independencia se avergonzarían del Paraguay actual

Los historiadores Herib Caballero, Ricardo Pavetti y Bernardo Coronel nos indican 4 situaciones y hechos de la actualidad que van en contra de los ideales de los libertadores. A 203 años de la emancipación.

Herib Caballero. Foto de su cuenta de FB:

Herib Caballero. Foto de su cuenta de FB:

 Herib Caballero Campos

 1- Bienestar social. Lo que tenemos que entender es que los líderes de la independencia querían un país feliz, expreso el historiador Herib Caballero. Ellos tomaron una decisión importante con la independencia, a fin de lograr una mejor sociedad en la que impere la libertad y la igualdad. En un texto que surgió del primer Congreso realizado tras la emancipación, los próceres plasmaron que todo su esfuerzo era para que la provincia sea feliz, recordó. Eso debe traducirse como bienestar general de la gente, y hay una deuda en ese sentido. Los actores políticos no deben olvidar que su función de gobernar es para que la gente viva mejor. En ese sentido, cuando hay mal uso de fondos del proyecto de vaso de leche en las escuelas, o la falta de insumo e los hospitales, contradicen ese objetivo, indicó. Esta es una situación que avergonzaría los próceres, según el mismo.

2-Las hidroeléctricas. Otro hecho que causaría indignación en los libertadores es cómo se negoció el tratado de las hidroeléctricas Itaipú y Yacyreta, según Caballero, pues se privilegiaron los intereses de las potencias regionales.

3-Soberanía. El Paraguay, en muchos aspectos, toma decisiones que no son soberanas e independientes, sino que responden a intereses foráneos, señaló como otro punto. Eso, en general, “no es culpa de quien viene, sino de quien se deja”, aseguró. Es responsabilidad de quienes deben cuidar y llevar adelante las políticas paraguayas. Paraguay viene desde la década del 50 circulando en la órbita brasileña, recordó.

4-Tierras en manos de extranjeros. Respecto a la creciente adquisición de grandes cantidades de tierras por parte de extranjeros, especialmente en zona de fronteras y el Chaco paraguayo, Caballero asegura que esto es efecto de la ley de mercado. Los extranjeros compran tierras porque hay un déficit generado por la desprotección de la franja de seguridad, que no se cumple. Además, hay una falta de política territorial, dijo en referencia al Chaco. Se nota la ausencia del Estado, y de una política pública clara. Hay territorios donde el Estado está muy debilitado. Otra vergüenza.

Ricardo Pavetti. Foto: Abc Color.

Ricardo Pavetti. Foto: Abc Color.

Ricardo Pavetti

1-Soberania. “Es una vergüenza que un tipo como Nicanor, nombrado embajador, defienda intereses argentinos, como en el caso de las trabas comerciales argentinas a la navegación paraguaya por hidrovía – donde fue acusado por los navieros defender intereses vecinos-, indicó el historiador Ricardo Pavetti. “Es lamentable como se claudica ante las potencias. No tenemos firmeza. No somos capaces de defender nuestra soberanía. Hay un montón de cosas que deberíamos retomar, para hacer honor a ese primer Paraguay de 1811 a 1870”, aseguró. “Hay que defender la republica con dignidad”.

2-Bienestar social. Otro hecho que avergonzaría a lo próceres es que las propias familias paraguayas no puedan sustentar su economía, aseveró. “Paraguay fue un modelo económico adelantado en la región, fue el único país que participó de la revolución industrial. Ahora no tenemos ninguna política de desarrollo”, resaltó. Hay que pasar a dominar, que las universidades participen más de la construcción del conocimiento, dijo. “También hay una precarización de la salud y otros derechos sociales. Hay que implementar políticas públicas para el desarrollo”, dijo.

3-Fuerzas armadas. “No somos capaces de defender nuestra soberanía, no soy militarista, pero toda república que se precie de independiente necesita unas fuerzas armadas respetables, que no tenemos”, indicó Pavetti. Todo político debe entender por obligación del arte de la guerra, aquí nadie conoce como administrar conflictos, agregó. “No pasa porque Paraguay sea una potencia militar, sino que tenga una fuerza disuasoria, adecuada, para defender su soberanía e independencia. Acá hay 60 generales y ningún soldado…”.

4- Tierras. Al criterio de Pavetti, la situación de creciente adquisición de grandes cantidades de tierras por parte de extranjeros es un “desgracia”. Recordó que cuando se hizo la ruta Coronel Oviedo, y luego se fundó la ciudad de Puerto Presidente Stroessner, se entregaron tierras “así porque sí”. Dice que “ni siquiera los influyentes de la época muchos quisieron ir a posesionarse, se repartían terrenos de 5000 a 6000 hectáreas con las que especulaban. Luego vinieron los acopiadores”. Pasó lo que paso en México, con la reforma agraria, se entregaron tierras, y pasados los años reapareció el latifundio. A los campesinos que se les dieron tierras, no se les brindó apoyo técnico ni implementos. Los mismos campesinos luego se vieron obligados a vender sus tierras a extranjeros, según el historiador.

En ese sentido, Pavetti recuerda que en los tiempos del Dr. Francia, el Estado era dueño de todas las tierras y riveras duras. “Hoy te alambran todo sin política alguna, por eso Mariano Roque Alonso es una palangana. Porque privatizaron hasta la costa de los ríos y los lagos y las llenaron de basura”.

Todo empezó cuando en el Congreso de 1883 deslegitimaron la ley de ventas, “le quitaron el seguro”, y paso todo a manos de foráneos, según el mismo.

“Creo que el Estado debe recuperar tierras. La agricultura capitalista no se basa en la propiedad de la tierra sino en el uso y producción de la misma. Paraguay puede recuperar de alguna manera sus tierras, imponiendo impuestos progresivos a la tenencia de la tierra. No hace falta ensuciar con sangre la tierra”, acotó.

Optimista. Pese a todo esto, Pavetti asegura ser optimista. “Debemos ser más plurales, tenemos que negociar, no puedo imponer yo mi criterio. Hay que proponer un proyecto nacional”, dijo.

Dr. Francia. Finalmente, el historiador rescata de este 2014 el Bicentenario de la instauración de la dictadura del Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia. Aseguró que en ese entonces era el único modelo de política que se podía seguir, pues la “protoburguesia local, ignorante”, era incapaz de hacer su propia revolución. Francia fue un hombre que pudo interpretar los sueños y necesidades de la gente del campo, resaltó. “Luego llegó la burguesía de los López que es otra historia, pero que mantuvo en parte el modelo”. Hay que conmemorar el bicentenario, dice. “La dictadura era una república antigua, a la manera de Roma, donde prevalecía el poder del ejecutivo sobre el judicial y legislativo. Era una institución republicana y no monárquica”, remató.

Bernardo Coronel. Foto de su cuenta de FB.

Bernardo Coronel. Foto de su cuenta de FB.

Bernardo Coronel

 1-Itaipú y Yacyreta. El historiador Bernardo Coronel dijo también que el tratado de las hidroeléctricas Itaipu y Yacyreta con Brasil y Argentina son hechos que habrían avergonzado a los próceres. Acuerdos de origen espureo donde el Paraguay salió perjudicado, y que fueran firmados por las dictaduras regionales, recordó. Esto nunca se reviso.

2-APP. La Ley de Alianza Publico Privada (APP) implementada por el gobierno de Horacio Cartes es otra razón que lamentarían los próceres, según Coronel. La misma está preparando la privatización de las empresas públicas y la entrega de las pocas tierras que quedan, advierte. Esto abre el mercado público a las multinacionales, cosa que afecta no solo a los trabajadores sino también a los empresarios, pues las empresas nacionales no tienen posibilidades de competir, asegura. Esto generó ya por ejemplo conflictos con la Cámara vial paraguaya (Cavialpa), dijo.

3-Territorio.  La liberación de la franja de protección de fronteras es otra causa para avergonzarse, dice Coronel. Según el mismo, incluso hasta los menonitas del Chaco están muy preocupados por la entrada de capital brasilero en el mercado de tierras, “sienten temor de ser arrasados por el capital brasilero, imaginate, gente de mucho poder económico. ¿Qué será de la clase trabajadora?”. Sin ninguna limitación, se está rematando la soberanía del país, lamenta.

Coronel asegura además que no hay ningún tipo de control en la explotación que realizan las petroleras que se han instalado en el país. Las comunidades indígenas del Chaco están totalmente desprotegidas, también los campesinos de la región oriental, donde se están instalando proyectos de ese tipo, dice.

4-Represión a campesinos y militarización. “Con el tema este del EPP, los más favorecidos son el Ejercito y la Policía, que multiplicaron sus presupuestos”, resalta. Hace 10 o 15 años, nadie recordaba a los militares, estaban confinados. Ahora salen nuevamente de la palestra gracias al EPP, están recuperando su estatus como en tiempos de la dictadura, advierte. El Congreso nacional incluso, inconstitucionalmente, le ha dado Carta blanca a Horacio Cartes para que saque a los militares a la calle, que solo depende ahora del Ejecutivo, violando la Constitución, advierte.

Y esto, tiene como consecuencia la represión campesina, que es el chivo expiatorio, según Coronel. “Lo que están logrando es instalar el terror y la represión de la dirigencia. Hay varios campesinos presos, perseguidos imputados”. Ya sea con la excusa del EPP, por las fumigaciones o las demandas de tierra como en el caso Curuguaty.

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario