30/10 Festival y Vigilia por el pase de Politología a la Facso

«Invitamos a todos los sectores de la sociedad paraguaya al festival por la desanexión de Ciencias Políticas. Porque al odio se lo combate con arte y alegría», indicaron los estudiantes de Politología que reclaman ser parte de la Nueva Facultad de Ciencias Sociales FACSO.
«Les esperamos desde las 18 hs en la ex – Escuela de Ciencias Sociales y Políticas ¡Hasta la desanexión de Ciencia Política no paramos!», indicaron.

Vale recordar que los mismos ocuparon el 29/10 la histórica sede de ubicada en Mariscal Estigarribia y Yegros. «Como Estudiantes de la Carrera de Ciencia Política de la Ex – Escuela de Ciencias Sociales y Políticas – UNA hemos ocupado la casa de Estudios como medida de protesta legítima ante la resolución del CSU sobre la no – desanexión de la carrera de Ciencia Política de la Facultad de Derecho a ser ratificada el día miércoles 31 de octubre.

Rechazamos la no – desanexión de Ciencia Política porque, como Ciencia Social, la misma pertenece histórica y académicamente a la FACSO. Al la espera de la resolución del CSU, solicitamos el acompañamiento y solidaridad de la comunidad educativa de la UNA y la ciudadanía en general», indicaron.

En el mismo sentido, miembros de la comunidad educativa de la Ex- Escuela de Ciencias Políticas y Sociales dieron a conocer una Carta Abierta que reproducimos a continuación:
«Desde la Antigüedad, pasando por la Edad Media, consolidándose en el Siglo de las Luces, y afirmándose definitivamente en el periodo contemporáneo, las Ciencias Sociales transitan, desde las distintas configuraciones geográficas, sociopolíticas y culturales de sus bastiones, un sinfín de caminos hacia su legitimación como marco científico.
A pesar del apelativo que las designa comúnmente  como “ciencias blandas”, éstas demuestran no serlo. Asumen contra corriente la formación de espíritu crítico, la integración del pensamiento dialéctico, el desarrollo teórico en base a conocimiento empírico, el diagnóstico y análisis del fenómeno social, y  muchos otros procesos de constitución de una masa de pensadores y pensadoras con metodologías en permanente adaptación a sus campos de observación, descripción, participación y acción.
En Latinoamérica, ellas representan la abertura al cambio de mentalidades inherente a los procesos de descolonización y desconstrucción de la opresión vivida por sociedades enteras. Múltiples experiencias de totalitarismo- desde la violencia originaria que ha visto nacer a los Estados-Naciones- no terminan de reproducir las estructuras de pobreza, desigualdad, exclusión, racismo, discriminación e inequidad que forman los contextos, determinan los objetos y condicionan a los sujetos con los que las Ciencias Sociales interactúan.
En Paraguay, ellas han vivido de manera interrumpida y coartada su desarrollo, supeditadas a la persecución permanente, precariedad económica, ausencia de apoyo político y aislamiento provocado. Expresan, en términos comparativos con el continente, un atraso desmedido, que si no fuera por el tesón de muchos y muchas por representarlas dignamente, simplemente no existirían.
Por todo lo arriba expuesto, y en concordancia con el momento histórico que ve la creación – nada más y nada menos en pleno siglo XXI- de la primera Facultad de Ciencias Sociales de carácter público en la República del Paraguay – FACSO:
•    Celebramos la convergencia de las respectivas luchas colectivas universitarias alrededor de un mismo objetivo de fortalecimiento y superación,  y de manera particular para cada una de las disciplinas y carreras que componen la FACSO.

•    Agradecemos  la posibilidad de contar con un territorio físico común, en los predios del Campus de la U.N.A, y permitir que en esos espacios podamos pensarnos y diseñar la agenda de nuestra construcción.

•    Reafirmamos la voluntad de trabajo conjunto, asiduo y respetuoso, con los estamentos de las distintas unidades académicas, de manera a estar a la altura del aprendizaje colectivo que nos convoca.

•    Confiamos que esta tarea nos acerca al horizonte de la realización tanto personal como profesional del estudiante, egresado, docente y funcionario, conformando así un sector de recursos humanos de excelencia y con acceso al mundo de la investigación social.

•    Asumimos el desafío de incidir, a través de nuestra formación y aplicación de conocimientos, en el devenir de nuestra sociedad, de manera activa y articulada con los ámbitos de producción académica en la región y el mundo.

•    Finalmente reiteramos nuestra gratitud hacia todas las individualidades y colectividades que nos han acompañado hasta aquí y que  seguirán haciéndolo en esta nueva etapa, haciendo extensiva a toda la ciudadanía la alegría y el orgullo infinitos frente a la Nueva Facultad que tanto anhelamos y por la que tanto hemos dado, y que es hoy día una realidad.»

Comentarios

Publicá tu comentario