20/11 Marcha por la liberación de Genaro Meza desde Plaza Italia

Este martes 20 a partir de las 7, la Federación Nacional Campesina (FNC) se reunirá en la Plaza Italia para desde las 7.50 marchar hacia el Ministerio Público a efectos de reclamar la libertad de Genaro Meza, “el cocinero del pueblo”. Esto ante la posibilidad de que el miércoles 21, el Tribunal decida llevar a juicio oral el emblemático caso.

El 19 de octubre pasado, Meza cumplió un año de estar preso en la cárcel de Coronel Oviedo acusado por la fiscalía de ser el cocinero de un campamento del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) donde estuvo secuestrado el joven menonita Franz Wiebe entre los meses de agosto y octubre de 2016.

“Nosotros pensamos que es una estrategia de la Fiscalía para vincular a nuestra organización con esos delicuentes del norte”, dijo Eladio Flecha, secretario general del Partido Paraguay Pyahura (PPP), la fuerza política que creó la dirigencia campesina. “Es también parte de un ataque a las organizaciones populares, la FNC tiene 150 imputados por resistencia a la sojización y por defender nuestros asentamientos”, recordó.

También que el hecho le fue reclamado a la fiscal general, Sandra Quiñonez, “a la que le dijimos que están acusando a un inocente. Ella nos dijo que haría todo lo posible para que no se cometa una injusticia, pero después se borró, no nos atendió más, no hubo caso con conseguir una audiencia”.

En el caso Meza, recordó que la organización aportó testimonios de 34 personas y “contundentes pruebas fotográficas”, al menos 21 secuencias, en las que puede verse a Meza en diversas actividades de la organización durante ese tiempo. También certificados médicos y prescripciones que recibió durante un tratamiento que hizo para aliviar sus dolores de columna en el Centro de Salud de Calle´i en San Lorenzo y en el Hospital de Clínicas en el mismo lapso en el que Wiebe dice haberlo visto en el campamento.

Meza fue reconocido en una foto por Wiebe y a raíz de ello se produjo su detención en su casa del asentamiento de Tova Jopoi en octubre de 2017. Como resultado de la presión de la organización campesina ante la justicia se pudo conseguir una ronda de reconocimiento personal, donde nuevamente el joven señaló a Meza como el hombre mayor que lo cuidaba en ese primer campamento. En su declaración Wiebe describió a un hombre mayor “como de 55 años”, cuando Meza tiene 64 y “diagnosticados problemas de columna que hacen dificil creer que pueda movilizarse en el monte” como el propio secuestrado confiesa que anduvo entre agosto y febrero de 2017 cuando fue liberado.

Comentarios

Publicá tu comentario