19 % del territorio nacional está en manos extranjeras

7. 7 millones de hectáreas. Mientras, grupos con intereses foráneos buscan aplazar la Ley de seguridad fronteriza.

En distrito de Canindeyú, el 83 % de los propietarios son brasileños. Nery Balbuena (Asagrapa): “Tranquilo Favero ya tendría que volar de la zona. ¿Pero, le van a poder hacer volar a Favero?”.

Triple Frontera de Paraguay, Brasil y Argentina.

El pasado 26 de octubre el presidente Fernando Lugo firmó el decreto que reglamenta y especifica cómo se aplicará la ley de seguridad fronteriza. Esta ley del año 2005 prohíbe que individuos o empresas de Argentina, Bolivia o Brasil compren tierras paraguayas cercanas a 50 km de la frontera.

Luego del decreto del presidente, el campesinado y otros sectores sociales celebraron, al entender el hecho como el primer resultado luego de una multitudinaria movilización de la víspera, por la recuperación de tierras malhabidas.

Propietarios extranjeros

Los militares ya empezaron, aunque muy desordenadamente, en 2007 un trabajo de registro de las tierras fronterizas. Basado en los primeros resultados y en otros del Censo Agropecuario, el  antropólogo Marcos Glauser concluyó en su libro “Extranjerización del territorio paraguayo” que al menos el 19% (7.7 millones de hectáreas) del territorio nacional está en manos extranjeras.

El investigador aclara en su trabajo que es una cifra parcial, pues La Comisión Interinstitucional para la Zona de Seguridad Fronteriza (CIZOSEF), que se encargó de las mediciones, en su trabajo de campo no registró las nacionalidades de los propietarios de las Sociedades Anónimas que poseen tierras en la frontera.

La CIZOSEF hizo monitoreo de todo el departamento chaqueño de Alto Paraguay (lindante con Bolivia y Brasil) y de parte de Canindeyú (lindante con Brasil). La situación más alarmante era la de Katueté, donde el 83% de los propietarios son brasileños, el 11% paraguayos y el 1% chinos.

El alcance de la reciente reglamentación

Nery Balbuena, dirigente de la Asociación de Agricultores del Alto Paraná (ASAGRAPA), región vecina al Brasil, calificó de genial la última medida presidencial. Si se aplica, “Tranquilo Favero ya tendría que volar de la zona. ¿Pero, le van a poder hacer volar a Favero?”, se preguntó, en un evento donde dirigentes campesinos evaluaban los avances en la lucha agraria en último semestre.

Comentarios

Publicá tu comentario