15 de mayo: Día internacional del Derecho a la Objeción de Conciencia

(Fuente Serpaj-Py) El Día Mundial de la Objeción de Conciencia fue declarado en 1982 por la organización Internacional de Resistentes a la Guerra –IRG-, a raíz de la prisión de personas opuestas a participar en guerras por motivos morales, filosóficos o religiosos.

Desde aquel año, anualmente cada 15 de mayo se recuerda el derecho de las personas a la objeción de conciencia.

En este día de especial significación, el Servicio Paz y Justicia – Paraguay, abocado particularmente también a esta lucha, vuelve a expresar con preocupante insistencia que la Objeción de Conciencia es un derecho humano fundamental y que por tanto debe ser respetado por el Estado de manera absoluta e irrestricta.

Que en tal sentido, la Ley 4013, promulgada en el 2010 y actualmente en vigencia, tal como se vino apelando y alegando ya en numerosas oportunidades es inconstitucional y representa un grave retroceso y vulneración a los derechos de las y los objetores de conciencia de Paraguay esta ley crea el Consejo Nacional de Objeción de Conciencia  que en la práctica se convierte en un tribunal de conciencia ya que indaga los motivos de la declaración de objetor de conciencia contraponiéndose a lo que dice el art. 24 de la C.N. que establece que nadie debe ser indagado, molestado u obligado a declarar por causa de sus creencias o de su ideología.

Que los objetores/as de conciencia se oponen, desde esta perspectiva, a todo sistema social injusto, a la opresión ejercida por parte de cualquiera sea el gobierno y los poderes públicos con que actúa, a la guerra, al gasto militar y a todo tipo de violencia y deshumanización.

Este sistema social injusto se refleja en nuestro país, donde el 2% de los propietarios concentran bajo su dominio el 80 % de las tierras cultivables, mientras existen 1.200.000 de compatriotas en situación de extrema pobreza, así como 800.000 analfabetos funcionales, 300.000 analfabetos, 477.000 jóvenes sin posibilidad de acceso al nivel medio de educación o formación secundaria, 1.577.000 que no completan este ciclo, a la vez que 7 de cada 10 instituciones educativas necesitan algún tipo de reparación o mantenimiento.

Sin embargo, en América Latina, evidenciando la absurda e injusta paradoja, Paraguay junto con Venezuela encabeza la lista de países con mayor índice de aumento en gastos militares. En el caso de nuestro país, se aumentó en un 43%. Les siguen Colombia y Brasil –según publica un informe reciente del Instituto Internacional de Estudios de Paz, de Estocolmo-.

El obsoleto gasto militar, en detrimento de la satisfacción plena de derechos esenciales de la población, se materializa en compras de armamentos, infraestructuras y otros elementos de guerra, desde una visión limitada de la seguridad, basada en la militarización y en la judicialización de problemas que deben encontrar resoluciones a través de políticas sociales concretas.

A partir de esta nueva coyuntura, los objetores/as de conciencia, creemos que se impone la necesidad inmediata de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente a los efectos de modificar el Art. 129 de la Constitución Nacional y eliminar el cuestionado y obsoleto servicio militar obligatorio.

Por último, como Serpaj Paraguay, renovamos nuestro compromiso de seguir luchando por un mundo sin ejércitos y abogamos por la No violencia Activa. Saludamos y felicitamos a los objetores/as de conciencia del mundo, varones y mujeres que trabajan por la vida, sin guerras y sin violencias.

“No hay caminos para la paz, la paz es el camino.” Mahatma Gandhhi

Comentarios

Publicá tu comentario