108

En Paraguay ser 108 es ser puto, tortillera, maricón, torta. Pero, ¿sabemos de dónde viene esto?

En el año 1959, tras la muerte de Bernardo Aranda, un conocido locutor radial, la dictadura stronista inició una de las más grandes represiones a homosexuales conocida en la historia. Con la excusa de la investigación, se apresó y se torturó a quien se sabía o se suponía, era homosexual. Asimismo, la prensa inició una férrea campaña de “moralización” condenando las actividades de lo que denominó una “logia de amorales”.

Luego apareció una supuesta lista de 108 nombres de estos amorales. Y el 108 dejó de ser un número para convertirse en una identidad.

Por otro lado, el 28 de junio de 1969, en Stonewall, un bar de Nueva York (EEUU), se realizaron manifestaciones en reclamo de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales,  personas trans e intersex (LGTBI). Estas manifestaciones dieron origen a que el 28 de junio sea recordado como el día internacional del orgullo gay.

Lo que mucha gente no sabe es que 10 años antes, el 30 de setiembre de 1959, una persona anónima, en respuesta a la feroz campaña mediática y policial, escribió “Nosotros seguimos una vocación que es tan antigua como la propia humanidad, y en este siglo de consagración de todos los derechos humanos, nadie puede negarnos el derecho de hacer de nosotros mismos, de nuestro continente físico, lo que queremos, sin incomodar a los otros que no quieran hacer lo mismo que nosotros”.

Para recuperar la memoria histórica, necesitamos conocer que 10 años antes que en  Nueva York, en Paraguay se reivindicaba el derecho de las personas LGTBI.

108 también es el título de un libro que recopila toda la documentación y publicaciones sobre el caso Aranda y los orígenes del 108. Este libro se presentará el sábado 29 de junio del 2013, en la sala Baudilio Alió, del Teatro Municipal, a las 19.30 horas. La entrada y el libro, son gratuitos.

Reivindicar el 108 es reivindicar la identidad de personas que lucharon sufrieron y murieron para que ser puto o tortillera, ya no sea un insulto, sino la expresión de una diversidad que pueda convivir en democracia.

Ser un o una 108 también significa reivindicar  el 30 de setiembre como la fecha del “orgullo” en Paraguay, cuestionando la centralidad de lo venido desde el Norte.

Este año, alrededor del 30 de setiembre, por  décima vez se realizará la marcha del orgullo LGTBI, de un movimiento que hace 10 años marcha en  la calle, pero que hace mucho más que lucha.

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario